¿Licitación acordada?

El anuncio de compra de los uniformes policiales sigue despertando numerosas dudas en todos los sectores, menos en el gobierno provincial.
Mientras se cuestionan los posibles sobreprecios aparece la sospecha de una licitación acordada entre empresas que habitualmente participan en licitaciones nacionales. Además de no respetarse el "compre santafesino", las miradas se dirigen a Logística de la Policía y la Subsecretaría de Seguridad Pública. Binner justificó los precios por la calidad de la ropa.

La mayoría de las provincias argentinas han dejado de lado las licitaciones para compra de la ropa del personal policial y optan por pagar un adicional mensual, como en Córdoba que perciben $150 mensuales más una entrega anual proporcionada por la provincia para el personal de calle, en Mendoza cobran $50 mensuales, en Buenos Aires $90 mensuales con un plus por rango. En Entre Ríos, desde hace un año, la Policía tiene su propia fábrica con personal policial para abastecer las necesidades.

La licitación pública que se realizó para la adquisición de 18.500 uniformes policiales donde once empresas se presentaron -entre las cuales había dos santafesinas (una de Rosario y otra de Totoras), una de Neuquén, cinco de Capital Federal y tres de provincia de Buenos Aires-, dejó a luz que prácticamente era imposible competir desde la misma confección del pliego por parte de la Jefatura del Departamento de Logística de la Policía. La convocatoria era para la compra de camperas, pantalones, camisas, zapatos y corbatas.

Uno de los datos más llamativos fue la composición de la tela que se requiere para las camperas y los pantalones ya que se pide una materia prima con el 50% de lana y 50% de polyester, y en nuestro país sólo hay un proveedor de ese tipo de tela que justamente es a quien se adjudicó la confección de los pantalones a $198 por unidad. Se trata de la firma Torello Hnos. S.A de Bahía Blanca, dueña además de Lanera San Blas. Hay que agregar que cuesta imaginar a los policías del norte santafesino con pantalones de lana en pleno verano cuando están acostumbrados a los pantalones de algodón y polyester.

Otro conocido proveedor, Confecciones José Contartese y Cia. SRL de Lomas del Mirador, fue el ganador para la confección de las camperas, a quienes se pagará $543 por unidad y $24 por cada corbata entregada. Naturalmente que Contartese le comprará la tela a Torello con quien trabaja permanentemente ya que son los principales proveedores de las Fuerzas Armadas y de Seguridad del país.

La tercera firma ganadora es Macritex S.A de Capital Federal que confeccionará las camisas mangas cortas por $81,90 por unidad y que llamativamente presentó propuestas con costos altos en las camperas y pantalones, provocando la justificación para la aceptación de las propuestas de Contartese y Torello.

Sin Mordaza dialogó con varias empresas que participaron y llamativamente todas las propuestas económicas inferiores a las adjudicadas fueron desestimadas por diferentes razones, sobresaliendo la propuesta de la empresa Confecciones Libertad con sede en Totoras que ofreció las camisas a $62 por unidad.

Cabe recordar que en la provincia está en vigencia desde 2003 la ley 12.105 conocida como "compre santafesino" que establece en su artículo 1º que "La Administración Pública Provincial, sus dependencias, reparticiones, etc. deberán adquirir materiales, mercaderías y productos de origen provincial, siempre que se configuren similares condiciones en cuanto a precios y calidad respecto de productos, bienes y servicios producidos o elaborados fuera del territorio santafesino".

Y en su artículo 4º decreta que "Las empresas u organizaciones de origen provincial podrán mejorar o igualar el ofrecimiento más conveniente en la medida que su oferta original no supere a la de los demás oferentes en las proporciones del tres por ciento (3%) cuando los productos, bienes o servicios sean originarios, fabricados o prestados en la Provincia; y del uno con cincuenta por ciento (1,5%) cuando no siendo originarios, fabricados o prestados en la Provincia se comercialicen en forma habitual por empresas con domicilio legal en el territorio provincial".

Los inconvenientes futuros saldrán a la luz en los próximos días ya que las empresas deberán entregar las primeras 4.000 prendas y en menos de cuatro meses la totalidad, mientras que la provincia se comprometió a efectuar los pagos dentro de los veinte días de la fecha de presentación de la factura respectiva. En ese momento se podrá comprobar si la calidad coincide con la solicitada.

Comentá la nota