La licencia de Ayala reabre la puerta a la parálisis en el Concejo Municipal

Si prospera la intención de la funcionaria, pese a que la Carta Orgánica no se lo permite, José Barbetti quedaría

al frente del municipio y el Legislativo enfrentaría un panorama similar al que afrontó luego del «caso Carballeira».

El Concejo Municipal de Resistencia volvería a su estado de parálisis si finalmente Aída Ayala consigue tomarse licencia para asumir como diputada provincial.

Ello sería así porque la Carta Orgánica estipula en su artículo 162 que en caso de acefalía temporaria, será el presidente del cuerpo legislativo el que asuma las funciones en el Ejecutivo, y no podrá seguir en el primero.

Por tal motivo el Concejo volvería a quedar bajo la presidencia del justicialismo, esta vez con la batuta de Clarisse Pasmanter, y con la conformación numérica (cinco ediles aliancistas, cuatro del PJ y uno del ARI) que produjo la parálisis durante un año desde el trance de María Carballeira el 23 de julio de 2008.

El panorama

Así las cosas, el 2010 tendría un escenario de parate legislativo en cuanto al municipio capitalino, que se sumaría a la subterránea performance que han tenido los ediles desde que asumieron sus funciones en diciembre de 2007.

Vale recordar que entre julio del año pasado y agosto del actual, el Concejo prácticamente no sesionó, y cuando lo hizo fue para sancionar polémicas iniciativas como la baja de Carballeira, los aumentos de boleto de colectivo y el presupuesto 2009 (que contenía un pedido de préstamo por $62 millones, muy superior al límite del 20% de los ingresos establecido en la Carta Orgánica) que lo mantuvieron en la mira de los medios y la sociedad.

Las posturas

Todo ello quedará supeditado a que la intendenta pueda pedir licencia para asumir en su banca, algo que la Carta Orgánica (ver Así lo define...) en inciso primero del artículo 130, deja expresamente prohibido al señalar como incompatibilidad el «ejercer otro cargo público electivo».

Sin embargo, Ayala sostiene a capa y espada «seguro que haré lo que esté dentro de las normas legales».

«Nunca voy a ser testimonial, así que le digo al pueblo que se quede tranquilo, porque ésto es sólo una chicana. Ellos quieren que haya elecciones en Resistencia, y nosotros no estamos de acuerdo con las elecciones», añadió ayer en declaraciones radiales.

Uno de los principales voceros en contra de la licencia de Ayala es el concejal arista Rafael Kadlec, quien ayer manifestó: «Más allá de las intenciones de la intendenta de pedir licencia, la Constitución Provincial ni la Carta Orgánica lo permiten, así que cuando ella haga su pedido al Concejo Municipal, yo votaré por lo que corresponde, y es que respete la Carta Orgánica y la Constitución». Para añadir que «ni ella ni Domingo Peppo deberían poder asumir, si no renuncian a sus cargos como intendentes».

Así lo define la

Carta Orgánica

Licencia

* Artículo 161. Acefalía definitiva. En caso de renuncia, destitución o fallecimiento del Intendente, sus funciones serán ejercidas interinamente por el Presidente del Concejo Municipal, quien dentro del término de cinco días convocará a elecciones que se realizarán dentro de los sesenta días para reemplazarlo, siempre que faltare más de un año para completar el período constitucional. Si faltare menos de un año, el Presidente completará el mandato. La eventual elección se hará para completar el período constitucional.

*Artículo 162.- Acefalía temporaria. En caso de impedimento o ausencia temporaria del Intendente, las funciones de su cargo serán desempeñadas, en su orden, por el Presidente del Concejo Municipal, su Vicepresidente Primero, o Segundo y, en defecto de éstos, por el Concejal que designe el Concejo a simple pluralidad de votos, hasta que haya cesado el motivo del impedimento.

Inhabilitación

* Artículo 156.- Requisitos. Inhabilidades. Incompatibilidades e Inmunidades. El ejercicio del cargo de Intendente será de dedicación exclusiva; regirán para él, los mismos requisitos, inhabilidades, incompatibilidades e inmunidades que para los concejales.

* Artículo 130.- Incompatibilidades. Será incompatible con el cargo de concejal:

1. ejercer otro cargo público electivo;

2. ejercer función o empleo en los gobiernos nacional, provincial o municipal, o percibir de ellos remuneración, excepto la docencia.

Comentá la nota