Los libros escolares aumentaron un 20%.

Los comerciantes aseguran que el temblor económico también afectó al sector.
Marzo es un mes de muchos gastos. Los padres destinan gran parte de su sueldo para la compra de útiles, uniformes, calzados escolares y equipos de educación física. Pero aún falta otro desembolso.

Pasaron las primeras semanas del ciclo lectivo y los docentes eligieron los libros que necesitarán los niños para realizar las actividades áulicas. Según un relevamiento que realizó El Tribuno, los textos escolares incrementaron su valor este año un 20 por ciento. Un manual de quinto grado se consigue por estos días a $56, mientras que en 2007 tan sólo alcanzaba con sacar de la billetera $45. Con la nómina de textos en mano, una madre dijo: "En mi época los libros servían para varios años.

Ahora los chicos escriben sobre las hojas y encima las maestras piden las últimas ediciones. Tengo tres hijos que van a la escuela y mi sueldo no cubrió todo lo que gasté desde febrero; tuve que sacar un préstamo". Una nota publicada en este medio en febrero difundió que la canasta escolar trepó entre el 15 y el 30 por ciento con respecto a 2008.

En ese entonces no se incluyeron los textos académicos ya que los docentes los piden después de iniciadas las clases. El actual temblor económico global repercutió en las librerías locales. Gladys, encargada de una librería del microcentro, aseguró que notó menos compradores que en otros años. "La gente recurre más a las tarjetas de crédito para adquirir libros.

Si una mujer tiene 3 hijos en el tercer ciclo de EGB o en el Polimodal se lleva un libro por cada materia básica, termina gastando una suma importante", comentó Carlos, empleado de una librería de calle San Martín al 400. Los vendedores coincidieron en que los textos para 1ro, 2do y 3ro grado no son "reciclables". No se puede utilizar porque la mayoría tiene el formato de cartilla. "Pero los chicos más grandes tienen más posibilidades de recurrir a libros usados", agregó Carlos.

Mirta es profesora de Ciencias Sociales y Formación Etica y Ciudadana. Mientras hojeaba libros dijo: "Al momento de elegir un libro para trabajar en clases opto por el que reúne los contenidos del programa,y que les permita a los chicos reflexionar sobre la actualidad. Trato de que el precio sea accesible".

Comentá la nota