El libro que Fayt le recomendó a Moyano

El libro que Fayt le recomendó a Moyano
En una durísima respuesta política al jefe de la CGT, Hugo Moyano, el juez decano de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Fayt, recomendó hoy a la gente que se "preocupe" por el sindicalista camionero, a quien virtualmente responsabilizó por las difíciles situaciones de los trabajadores y hasta le aconsejó leer un libro de su autoría que dice que el peronismo es la versión local del fascismo italiano.
"Preocúpense por Moyano. Él aparece como líder de la clase trabajadora; él debe saber el origen de la posibilidad de que los trabajadores estén en este momento en las condiciones en las que están", añadió al replicar a Moyano, quien ayer, en una protesta de empleados judiciales, calificó de "reaccionarios" a los jueces de la Corte por su política salarial para el sector.

Hoy Moyano no se quedó atrás, y le aconsejó a Fayt, sin muchas más precisiones, "que se preocupe por él", mientras negaba haber lanzado amenazas y descalificado a la Corte.

Además, Fayt (91), de filiación socialista, le recomendó a Moyano (65) que lea su libro "La Naturaleza del Peronismo", que compila trabajos de diversas personalidades argentinas sobre el Justicialismo, sus orígenes y su rol en la sociedad.

En el libro se dice que "el peronismo es la versión argentina del fascismo italiano" y que Juan Perón "es el conductor, en el sentido de Benito Mussolini, cuya personalidad y obra le merecieron marcada simpatía". También señala que el peronismo "sería la expresión de la lucha de los nuevos sectores de la clase media y de los sindicatos, como instrumentos primero, como fuerzas sociales después, por el poder político y económico".

El camionero apareció ayer en la entrada del Palacio de Justicia durante un acto de los empleados judiciales nacionales, liderados por su adlátere y diputado nacional Julio Piumato.

Allí, prometió a los judiciales que los camioneros les darían "una mano" si tenían problemas salariales y dijo que los jueces que deciden sobre los sueldos del sector son "reaccionarios".

Comentá la nota