Libres del Sur denunció presiones del Gobierno.

Masso manifestó que el clima se está enrareciendo y que hay compra de voluntades.
"Sabemos que el oficialismo se potencia con la atomización de la oposición, pero también estamos convencidos de que los amontonamientos sin sustento programático y con fines electorales no conducen a nada". Así lo expresó ayer Federico Masso, candidato a senador en primer término por Libres el Sur, durante la presentación de los postulantes de la agrupación para el 28 de junio.

En la ocasión, el ex funcionario del Poder Ejecutivo denunció que empleados del Estado que adhieren al proyecto político de Libres del Sur fueron presionados para no participar de la actividad proselitista. "El clima se está enrareciendo", acotó, y señaló que eso se hizo evidente "con la compra de un concejal de Yerba Buena, que rompió con la agrupación y armó un bloque con el nombre del gobernador".

Agregó que ante estos hechos, harán una presentación en la Justicia para que se garantice un proceso electoral transparente. A Masso lo secunda como candidata a senadora Florencia Alonso, mientras que como aspirantes a la Cámara Baja van Héctor Romano, Fabiana Chani, Karina Argañaraz y Ezequiel Fiorenza.

Romano indicó que desde el Congreso promoverán una reparación histórica para la provincia -por el cierre de ingenios-, nueva coparticipación federal y el desarrollo de un bloque regional para combatir las asimetrías.

Comentá la nota