Libres del Sur, sin aportes del Estado

El partido rindió cuentas sobre las elecciones.
El Movimiento Libres del Sur fue el único partido político que no recibió ni un peso del Estado para financiar su campaña proselitista de junio. No es que los haya rechazado; por el contrario, los esperó con ansiedad hasta el máximo de los plazos para la campaña, y debió recurrir a contribuciones y donaciones de sus propios militantes para hacer publicidad y atender los gastos operativos.

El ex funcionario Federico Masso y el ex legislador Héctor Romano hicieron punta con los aportes, con $ 25.000 cada uno. Con otras ayudas, especialmente de parientes directos de estos dirigentes, llegaron a $ 134.668, que fueron cuidadosamente administrados. De hecho, gastaron $ 133.011 (el 82,7% fue en propaganda) y tuvieron un superávit de casi $ 1.657. Las cifras se desprenden del informe oficial presentado ante la Justicia Federal Electoral ayer, con 48 horas de tardanza según el plazo legal. Todavía deben hacerlo los partidos Laborista, Federal y Fuerza Republicana, que reciben una multa por cada día de demora del 0,2% de los fondos nacionales que perciben para funcionar.

Respecto de los motivos por los cuales Libres del Sur no recibió los aportes públicos, Masso explicó que, 45 días antes de los comicios, les exigieron presentar el número de CUIT para que se les deposite el dinero. "La Cámara Nacional Electoral nos reclamó tener una clave especial como organismo sin fines de lucro. Estábamos en medio de la actividad proselitista, a lo que se sumó la burocracia estatal y no pudimos todavía conseguir los fondos. Ni siquiera nos dieron un anticipo para imprimir las boletas. Ahora vamos a gestionar que nos depositen el dinero que nos corresponde en la cuenta que tenemos abierta hasta que terminemos los trámites. Hemos rendido cuentas y estamos al día", detalló.

Comentá la nota