Libertadores de Américo.

INDEPENDIENTE: Gallego prepara la vuelta al Rojo. Comparada le dijo que lo quiere para la reapertura del estadio, zanjaron diferencias y el Tolo, entusiasmado pese a que quería agarrar en junio, quedó en responder mañana. Soñá...
¡Julio, yo acepto dirigir a Independiente, pero a partir de junio.

-No, Tolo, tiene que ser ahora. Si no estoy obligado a salir a buscar otro técnico. Estamos a cinco puntos del líder y no podemos regalar otro campeonato.

-Bueno, dejame dos días, que lo pienso. Dame 48 horas y te contesto.

Hubo un fuerte apretón de manos y un "seguimos charlando". La extensa reunión -unas dos horas- entre Julio Comparada y Américo Gallego (también participó su representante, Claudio Curti) fue calificada como "altamente positiva", confiaron. Las ganas de volver a dirigir del Tolo y la predisposición que mostró para solucionar la vieja deuda que Independiente mantiene con él por los premios del Apertura 02 -hoy reducida dentro de la convocatoria de acreedores- abrieron una ventana al diálogo, que se venía cerrando cada vez que el técnico anteponía el dinero por sobre cualquier palabra. Es la cuarta vez que el Rojo coquetea con su último entrenador campeón. La tercera vez bajo la gestión JC. ¿La vencida? Parece que sí. "Se fue entusiasmado. Considera que hay plantel para pelear el torneo. Ojalá que el ámbito familiar lo ayude a tomar esta decisión", abrió el presidente el compás de espera. Mañana volverán a verse, le encontrarán una forma de cobro de la deuda (sea a dos o tres años, Gallego quiere un compromiso de pago) y asunto cerrado: lo presentarían el jueves. El entorno del DT se mostró optimista: "Si en el medio no surge nada extraordinario, seguramente terminará agarrando", explicaron.

"Me encantaría que el Tolo acepte. Pero las condiciones las pongo yo...", le aseguraba el mandamás, por la mañana, a Olé. ¿Cuáles son esas condiciones? Anteponer el proyecto del club. "Yo le plantee cosas de base. No estamos dispuestos a tirar todo por la ventana por ganar un campeonato. Independiente está en el camino a los primeros planos. Con jugadores propios, Inferiores competitivas, que no haya grupos empresarios de por medio... Apuntamos a eso como club y él mostró entusiasmo", explicó en Radio Del Plata. Y agregó: "¿Si hay plan B? El es prioridad. Contra todos los pronósticos, el club está preparado para su vuelta. Este año Independiente va volver a jugar en su estadio, un momento importante en la historia del club y de la que él puede ser parte", lo sedujo el presi.

El santafesino, de 53 años, es el preferido de la gente y picó en punta en una carrera que terminó antes de largar. Porque Falcioni, otro de los candidatos, arregló con Banfield, que le ofrecía un contrato más extenso. Y con Ramón Díaz ni siquiera llegaron a hablar. Y si el Rojo tenía que ponerse, prefería al Tolo. También desde adentro llegó el visto bueno. Santoro le dio las mejores referencias al DT para que se animara al regreso. Y el presidente recibió el okey en la opinión de dos referentes: Montenegro (hablaron el sábado) y Pusineri (lo hicieron ayer), dos símbolos del campeón.

En el cónclave, llevado a cabo en las oficinas de JC, se habló sobre las pautas de trabajo, contractuales y de convivencia. El técnico quiso saber todo: el plantel, los pibes que asoman, la relación con la AFA... Busca armonía y consenso. Es que su última experiencia (en febrero 08 lo despidieron de Tigres con un bajísimo 30,3% de puntos en 22 partidos) lo obligan a analizar cada movimiento para no volver a pisar en falso. Llegaría acompañado del profe Rubén Olivera (trabajó con Pancho Ferraro) y de Juan Amador Sánchez como ayudante. Falta definir si el vínculo es hasta fin de año o junio de 2010. Y según Comparada, lo económico "no fue un obstáculo. El tema está encaminado desde el punto de vista legal. En la charla él no puso eso como condición. Es cierto que no es un técnico barato y hay que negociar su contrato defendiendo los intereses de Independiente. Depende de su voluntad pero no lo vi como si fuera prioritario en sus aspiraciones económicas. El tiene suficiente prestigio para elegir dónde quiere dirigir".

El hincha lo pidió, Julio Comparada lo fue a buscar, al Tolo Gallego le cierra el plan... Y dale.

Comentá la nota