Liberaron a todos los detenidos: no se permitirá volver a ocupar la plaza ni cortar el puente Belgrano

El gobierno no volverá a permitir que se instalen campamentos de protesta en la Plaza 25 de Mayo ni que se efectúen reclamos mediante el corte del Puente Chaco-Corrientes, adelantó ayer el ministro Juan Manuel Pedrini, quien felicitó a la policía por la forma en que se hizo el desalojo del paseo público.
"No se disparó ni una sola bala de goma ni se tiraron gases lacrimógenos, pese a que en la plaza había más de 300 personas y muchas de ellas estaban armadas, incluso con bombas molotov", destacó.

Apoyo económico político

Pedrini, en declaraciones radiales, dijo sobre el operativo del miércoles se preparó luego de los destrozos ocasionados por piqueteros en las oficinas de Desarrollo Social y el corte de la ruta 11. "La ciudad había estado con el centro prácticamente tomado, con lo cual había una espiral de violencia que nos preocupaba mucho".

"Lamentablemente, teníamos información de que se iban a tratar de construir casas de material en la misma plaza, lo que era una suerte de asentamiento consolidado, y sabíamos que había bombas molotov preparadas, pero no sabíamos que eran tantos, porque resultaron ser 19. Sabíamos que había también sectores externos al acampe que subvencionaban con dinero la protesta, y fueron detenidas personas que llevaban recursos que no se condicen con la condición económica de quien acampaba declarando una situación de necesidad", agregó.

El ministro reiteró que el desalojo no fue ordenado por el Poder Ejecutivo sino por la Justicia provincial. "Teníamos que acatar esa orden y hacer cumplir la ley", expresó. Por el procedimiento fueron detenidas 29 personas, repartidas en varias comisarías, a disposición de la justicia penal.

Pedrini destacó "la profesionalidad y el temple de la Policía del Chaco, porque vimos las filmaciones de todo lo que sucedió, y es impresionante lo que tuvieron que soportar ellos, con agresiones verbales y físicas, cuando sólo estaban cumpliendo con una orden judicial. Sabemos que hay sectores que critican el operativo, pero hay que tener en cuenta que había más de 300 personas en la plaza, muchas de ellas armadas, y a pesar de eso la policía no disparó un solo tiro, una sola bala de goma, ni se tiraron gases lacrimógenas. A las personas que se detuvieron fue porque se resistieron al desalojo".

Pudo ser grave

"Podría haber ocurrido una desgracia, pero no sucedió por la profesionalidad de la policía", insistió, y también subrayó que el procedimiento "se hizo a propósito a la luz del día, y no de noche, para evitar suspicacias. El operativo se filmó, y la gente puede ver que en realidad la policía usó mucho más la persuasión que la fuerza".

En cuanto a la aparición en escena de Sandra Mendoza, dijo que "la presencia de Sandra fue un hecho inesperado, pero es una ciudadana como cualquiera, que tiene todo el derecho del mundo a manifestar sus ideas, en este caso contrarias al procedimiento para desalojar la plaza".

El ministro informó que ahora "hay directivas expresas de no volver a permitir acampes en la Plaza 25 de Mayo ni el corte del Puente General Belgrano. La plaza es un lugar emblemático de la ciudad, que es de todos los resistencianos", planteó.

Comentá la nota