Liberarán algunas habilitaciones para construir obras que estaban trabadas

Ayer los concejales votaron por unanimidad una resolución que determina que el CICUS tiene valor administrativo, pese a lo definido por Iván Budassi, que determinó lo contrario.
En la actualidad, el problema radica en que hay varios proyectos de obras que no se encuentran dentro del denominado “corralito urbano”, y que están “trabados” en la oficina de obras particulares de la Municipalidad.

“Desde hace tiempo hay preocupación porque hay proyectos que no tienen aprobación por una cuestión de interpretación”, admitió el concejal Carlos Ocaña.

El edil dijo que después de los decretos y resoluciones vinculados al corralito varios empresarios y obreros se vieron perjudicados porque no pudieron continuar con sus trabajos.

“Se afectaron expedientes que nada tenían que ver con la veda porque no estaban en la zona del corralito”, advirtió.

Según explicó, desde el gobierno de Cabirón, se le dio al CICUS valor administrativo, y de este modo se los puede utilizar como comienzo de obra. Por eso ayer, los concejales votaron para volver a interpretar de ese modo la ordenanza, desafectando lo definido por Budassi. “Una resolución de un intendente tiene mayor validez que la de un secretario”, reconoció.

La resolución de ayer, ya será enviada al Municipio para que los expedientes que aún no fueron habilitados, “queden destrabados”.

Comentá la nota