Si no se liberan los cupos de la Oncca no tenemos futuro, advierte Carlos Robledo

Si no se liberan los cupos de la Oncca no tenemos futuro, advierte Carlos Robledo
A pesar de que el ruralismo chaqueño aprecia el nivel de coordinación y compromiso del gobierno provincial y de sus distintos organismos en asistencia a la producción ganadera ante la sequía, el problema de acceso a los mercados de exportación sigue siendo determinante para el futuro de la actividad.
“Si no logramos una transparencia en la liberación de los cupos que exige la Oncca, como en el otorgamiento de los certificados, no tenemos futuro”, planteó ayer el presidente de la Federación Chaqueña de Sociedades Rurales, Carlos Robledo.

En declaraciones a FM Universidad, recordó que el planteo fue trasladado al gobernador Jorge Capitanich en un reciente encuentro en el que se coordinaron acciones en prevención de que este año se repita un invierno extremadamente seco.

El ruralista anotó que el gobernador tuvo una respuesta instantánea. “Se puso al frente del tema y se comprometió a generar sendas audiencias con el subsecretario de Agricultura y con Comercio Interior, para marcar una tendencia distinta en la implementación del comercio de carnes”, comentó.

“Si el Chaco merece una reparación histórica, el sector económico de la provincia que más merece una reparación histórica es la ganadería, lo que no significa invertir plata, sino darle reglas de juego claras, abrir los mercados y permitir trabajar, que nosotros nos vamos a encargar de dar rentabilidad a nuestra actividad”, planteó.

Stock comprometido

Al brindar un panorama de la actualidad de la ganadería provincial, Robledo comentó que la sequía dejó una importante caída en el stock ganadero local, que en base a los números de la última campaña de vacunación antiaftosa compone la pérdida de más de 280.000 cabezas.

“Tenemos una estimación en Fechasoru de que entre el 75 y 78% de esta cantidad son hembras, terneras, vaquillitas, vacas, vacas gordas y vacas viejas. Sobre un millón de vientres que normalmente tenía la provincia, esto está marcando realmente una situación muy preocupante respeto de la cría en sí, que para colmo es, dentro del rubro ganadero, la actividad que más está sufriendo este flagelo tanto del clima como de la intervención de los mercados”, anotó.

Robledo valoró que esta situación es al menos aplacada merced al apoyo de la estructura de la provincia en asistencia al sector.

“Afortunadamente hemos logrado mediante un arduo trabajo, un buen nivel de diálogo con las autoridades provinciales y estamos trabajando mancomunadamente”, señaló anotando la sucesión de dos audiencias con el gobernador en las últimas semanas.

“Le hemos manifestado nuestra preocupación respecto del daño que ha producido la sequía, lo que puede venir en materia climática y el gobernador lo ha entendido perfectamente”, señaló. Robledo comentó que en consecuencia se decidió implementar una línea de trabajo para hacer reservorios en los mismos campos de los productores, censados mediante las tres sociedades rurales de la provincia.

“Hay un aporte muy importante de los 92 consorcios camineros de la provincia que han ofrecido su maquinaria para trabajar rápidamente en esto”, valoró, sumando al apoyo del gobierno, la disposición de Vialidad Provincial y Nacional, y de la Fiduciaria del Norte y la misma Administración Provincial del Agua. “Estamos buscando una solución para el invierno que se viene que va a ser muy duro. La APA va a supervisar y certificar las obras”, apuntó destacando la predisposición manifiesta por su titular, la arquitecta Cristina Magnano.

Soluciones de fondo

Robledo apuntó la necesidad de no dejar de trabajar en soluciones de fondo para la producción ganadera de la provincia, como el esperado relevamiento geológico sobre la ubicación de los acuíferos subterráneos.

“Esta sequía que normal en la provincia del Chaco, en la que en general el invierno es seco”, apuntó señalando que sin una buena reserva de agua, se va a tener por siempre una mala ganadería.

Inversiones urgentes

Robledo también sumó que por gestión del gobernador, se solucionó también la asignación del cupo correspondiente a la provincia de la Cuota Hilton, que habilita la exportación a mercados europeos. “Hoy la Fechasoru dispone de 62 toneladas y estamos a punto de firmar un convenio con Friar para que el último 25 % de la cuota 200772008 se faene dentro de la provincia del Chaco con el valor agregado y la mano de obra que significa”, anotó, señalando que se pretende apuntalar así una tendencia de faenado local que también implicará definir las inversiones pendientes para aumentar la capacidad instalada de procesamiento industrial

“Creo que el Chaco necesita urgente una planta de termoprocesados, de las que hay seis en el país, lo que va a hacer mucho por la rentabilidad de la producción”, señaló sobre las estructuras que industrializan carnes de vacas de descarte.

Anotó al respecto el interés de un grupo soviético interesado en instalar en la provincia un frigorífico completo, junto a la manifiesta posibilidad de que repita lo mismo el frigorífico Swiff .

“Creemos que si no tenemos una planta de referencia, siempre nos van a estar comiendo una parte importante”, remarcó luego de comentar la concentración de capitales en la elaboración industrial de las carnes en el país.

“Estamos convencidos de que si no trabajamos fuertemente con todas las herramientas en mano en mejorar las posibilidades de comercialización, nuestra producción no tiene futuro. Los números nos dan la razón y nos dicen que desgraciadamente hoy no podemos acceder a ningún mercado por las limitaciones que tenemos. En tanto y cuando mejoremos las condiciones de mercado, podemos mejorar”, definió.

Comentá la nota