Liberación y acuerdo en el Municipio capitalino

Además, se formalizó que los días de paro y asambleas serán descontados y el Municipio renovará los contratos vencidos de diez agentes.

Tras varias horas de discusión, los dirigentes gremiales de Sitramune y el Ejecutivo local llegaron a un arreglo y acordaron una bonificación de 400 pesos para los trabajadores municipales. La suma será entregada a los beneficiarios en dos cuotas, la primera en diciembre y el resto en enero del próximo año.

Además, el acta acuerdo especificó que el Ejecutivo renovará los contratos vencidos en octubre de diez empleados municipales y, además, formalizó que serán descontados los días de paro y de asambleas efectuados por los manifestantes.

El Ejecutivo pidió como condición para negociar que el edificio sea liberado, por lo que la mesa de negociación se llevó a cabo luego de que los manifestantes desalojaran y limpiaran el inmueble pasadas las 20 de ayer. Así, la comuna persiguió el objetivo de «volver a restablecer un diálogo racional entre ambas partes», según lo afirmó el intendente Martín Farizano.

«Limpiamos todo el espacio y no dejamos ningún afiche en el interior del edificio. Además, arreglamos la puerta principal que había sido dañada», afirmó el secretario general del sindicato, Santiago Baudino, en relación a los destrozos producidos por los gremialistas del jueves pasado.

Aunque lejos de alcanzar el porcentaje que los gremialistas exigían en la suba de los salarios, Baudino calificó el acuerdo como «positivo». Y agregó: «Cuando hay voluntad de hablar se puede llegar a una solución para las partes».

Tras sellar el acuerdo, los dirigentes gremiales bajaron hasta el frente del edificio para festejar el fin del conflicto junto al resto de los manifestantes que los aguardaban con bombos y platillos. El acuerdo fue recibido con cánticos de victoria y abrazos entre los manifestantes.

El documento estableció, además, que la Municipalidad evaluará y calificará al personal para proceder a la recategorización individual de los agentes. En este contexto, deberá conformarse el primero de febrero del próximo año una junta de reclamos y otra de calificaciones. El período de evaluación culminará el 30 de septiembre de 2009.

El acta fue firmada, entre otros, por el intendente Martín Farizano, el secretario general de Sitramune, Santiago Baudino, el subsecretario de Hacienda, Sebastián Gamarra y el subsecretario Legal y Técnico, Fabricio Torrealday.

Comentá la nota