Levigna dice que "Lunghi arma otra cena con custodia policial para festejar cuatro años más"

"No soy el dueño de la verdad, pero creo que el justicialismo de Tandil debe tener la inteligencia necesaria para enfrentar a Lunghi de otra manera, porque divididos se sabe que no se le puede ganar", reiteró el ex concejal.

Luego de que el ex presidente Eduardo Duhalde anunciara su intención de retomar las riendas del PJ y hasta lanzarse a una candidatura presidencial, el ex concejal tandilense del Partido Justicialista Javier Levigna recordó que "fue el principal mentor y artífice para que Néstor Kirchner llegue a la Presidencia, pese a que una vez que asumió parecía que Duhalde era el mismísimo demonio".

Además, y luego de que el diputado electo por Unión Pro Roberto Mouillerón considerara lógico ese retorno duhaldista, se preguntó entre ironías si "este Mouillerón que habla ahora es el mismo que el año pasado estaba con el kirchnerismo, porque a veces a uno le cuesta entender, y a la gente más aun todavía".

Puntualmente, agregó que si bien le "parece sano que un hombre de los kilates de Duhalde vuelva al ruedo político, hay que ser muy cuidadosos sobre todo desde lo local", sabedor de las consecuencias internas de los movimientos en la estructura partidaria.

Y completó irónicamente: "Porque si ya a esta altura empezamos a hablar de que Kirchner por un lado, que Duhalde por el otro, y de alguien más por otro lado, en Tandil calculo que Lunghi hace otra cena, con custodia policial, para festejar cuatro años más de mandato".

Lo cierto es que sobre los beneficios de la interna Duhalde-Kirchner en la escena local, Levigna reiteró que "me parece que es así, Perón decía que la única verdad es la realidad, y es así: Lunghi gana su primera elección al doctor (Mario) Bracciale por la división del justicialismo, después obtiene un triunfo más que importante sobre todo el PJ, y en la última si uno suma los votos de (Néstor) Auza y Bracciale, creo que ya estamos hablando obviamente de otra realidad".

Por todo lo anterior, llamó a los referentes a nivel local "a tener la inteligencia suficiente para no prenderse en las divisiones a nivel nacional, para ver cómo se pueden pelear las decisiones en la ciudad de otra manera".

Algunos deben "guardarse"

"No estuve con Kirchner nunca y me parece que una de las primeras personas que lo criticó en Tandil fui yo, a un año de mandato, cuando nadie decía nada. Por eso lo que digo es que si yo lo impulso como candidato a Presidente y le va mal, lo primero que debo hacer es guardarme", acotó el ex concejal, que además fue el candidato a intendente por el la línea de los hermanos Rodríguez Saá.

"Yo lo hice ahora (guardarse), porque Rodríguez Saá sacó el 7 por ciento de los votos y yo también en Tandil. Por eso –continuó- lo más triste sería que saliera a decir que viva Kirchner, pero respeto a la dirigencia que ha estado siempre con Kirchner o con Scioli, caso de Jorge San Miguel, el caso de Néstor Auza, de Marcelo Cifuentes o de Raúl Escudero, que mantienen una línea aún crítica pero sin dejar de reconocer que son parte de un movimiento".

Lo cierto es que Levigna reconoció que "estas idas y venidas con esta dinámica en algún determinado momento tienen su costo, porque vos no podés estar parado en el lugar del que gana y que toma la decisión".

Lo cierto es que si bien consideró que no es "el dueño de la verdad, creo que el justicialismo de Tandil debe tener la inteligencia necesaria para enfrentar a Lunghi de otra manera, porque divididos se sabe que no se le puede ganar. La Ley de Medios no la puedo votar o cambiar, pero sí creo que acá hay cosas por hacer que saltan a la vista".

Todos con todos, pero

con ambición de poder

Por último, Levigna reiteró que la única manera de lograr un acuerdo amplio será "la decisión de sentarnos todos con todos, pero teniendo claro que el objetivo es gobernar el Municipio de Tandil, por eso nunca voy a entender, porque si empezamos que Scioli, que Duhalde, eso nos hace perder las elecciones. Requiere de posiciones adultas, despojarse de las pasiones a nivel provincial y nacional, para trabajar de manera conjunta. Se lo he pedido al presidente Escudero, porque llegará el momento de tener que sentar en la mesa a dirigentes como Mouillerón, Auza, San Miguel, Sentís, Pedersoli, Lester, Pizzorno, Martínez Lastra. Ahí hay que decir si tenemos intención de recuperar el gobierno y ver quién está mejor posicionado".*

Comentá la nota