Las leves sanciones a Bergessio y a Bottinelli provocaron alivio

Respiraron más que aliviados en San Lorenzo cuando se enteraron que a Gonzalo Bergessio, por el patadón que le tiró de atrás a Marcelo Goux, le habían dado solamente dos partidos. Y ni que hablar cuando, atrás, salió la sanción de Jonathan Bottinelli: un partido por haber pisado al mediocampista de Colón Alfredo Ramírez. "Pensamos que las sanciones serían más severas", confió un dirigente de peso a Clarín. Esa misma fuente aseguró que "si bien la Comisión Directiva evalúa una sanción económica para los jugadores, ahora no es el momento".
Está clarísimo que en San Lorenzo intentan aquietar las aguas. En todos los sectores. No quieren mano dura con los jugadores para no chocar en este momento tan delicado y determinante. Y paralelamente, ayer, tras el entrenamiento matutino, el plantel y el cuerpo técnico compartieron un asado en la concentración del club.

Bergessio, quien acumula tres expulsiones en la era Russo (en la final del triangular contra Boca y en el verano frente a River), se perderá el partido del viernes 3 de abril ante Arsenal y el de la fecha siguiente, la 9, contra Vélez en el Nuevo Gasómetro. Los otros dos que no podrán jugar en Sarandí son Adrián González (cinco de amarillas) y Jonathan Santana, también expulsado en Santa Fe.

Las expulsiones preocupan mucho al entrenador Russo. Desde que él está en el cargo, suma 13 tarjetas rojas: 6 en el Apertura, una en la Copa, otra en el verano y 5 en el actual Clausura. "Ya hablamos con los jugadores de este tema. Tenemos que salir a jugar como lo hicimos contra River. Pensando sólo en jugar", destacó Russo.

Comentá la nota