Leve repunte en diciembre

La mejoría registrada en el grado de credibilidad pública en el Gobierno se sustentó en un incremento de opiniones favorables en cuanto a la eficiencia en el gasto, la honestidad de los funcionarios y la capacidad para resolver los problemas de la provincia. La gestión Ríos terminó el año pasado lejos de los niveles de credibilidad de diciembre de 2008.
El Índice de Confianza en el Gobierno registró en diciembre pasado una mejora del 0,9% respecto del resultado obtenido durante noviembre. La suba fue producto de una percepción más positiva por parte de la sociedad en cuanto al grado de eficiencia de la administración Ríos en el manejo del gasto público, la honestidad de los funcionarios y la capacidad del Gobierno para resolver los problemas de la Provincia. Como contrapartida se registró un aumento de opiniones negativas a la hora de evaluar la gestión en general, como así también sobre los intereses que guían las acciones gubernamentales.

El resultado de la medición del ICG de diciembre, de 1,60 puntos sobre 5, posiciona al Gobierno en uno de los más bajos niveles de credibilidad desde enero de 2008, y es también uno de los peores resultados logrados durante todo el año pasado. 2009 se había iniciado con un Indice de 2,05 puntos que mes a mes se fue desbarrancando hasta llegar a 1,59 en julio. A partir de ese momento hubo una pequeña mejoría que no logró consolidar una tendencia, a punto tal que durante el último trimestre se produjeron las peores mediciones del período.

De los 5 ítems sobre los que mensualmente se releva la opinión de los fueguinos, en el que el Gobierno mejoró su performance fue en aquél en que se evalúa la "eficiencia en la administración del gasto público", que pasó del 26,4% de opiniones favorables a un 28,5%.

También se registró una mayor cantidad de opiniones positivas en el rubro "honestidad de los miembros del gobierno", se pasó de un 55,3 a un 57,3%, y en el de "capacidad del gobierno para resolver los problemas de la provincia", en el que se pasó de 29,9 al 30,1%.

En tanto, en lo que hace a la "evaluación general del gobierno" crecieron las respuestas negativas, por lo que el resultado cayó del 23,2 al 22,1%. Otro tanto ocurrió en la consulta referida a si se gobierna teniendo en cuenta el interés general. En este caso las opiniones favorables cayeron del 23,7 al 21,9%.

Durante la última medición de 2009 las opiniones más críticas provinieron de Río Grande. En aquella ciudad las respuestas, el ICG alcanzó los 1,57 puntos contra los 1,67 puntos de Ushuaia, ello producto de la visión más crítica en 4 de los 5 ítems consultados. El único en el que las respuestas de Río Grande fueron más positivas que las de Ushuaia fue en la eficiencia en le gasto público.

En comparación con la medición de diciembre de 2008, en 12 meses de gestión nivel de confianza de la sociedad en el gobierno de Fabiana Ríos experimentó un retroceso significativo, del orden del 25%.

De los positivo a lo negativo

Para la elaboración del ICG se toman en cuenta aquellas respuestas consideradas como positivas, pero del resultado de la muestra surgen también las negativas. En función de ello se puede concluir que la gestión Ríos no goza en este momento de gran credibilidad en la sociedad fueguina.

Pro ejemplo, en "evaluación general del gobierno" las opiniones negativas alcanzan al 77,9% del total. Otro tanto ocurre en lo que hace al interés que guía las acciones del gobierno, categoría en las que las respuestas negativas suman el 78,1%.

Este panorama se reitera incluso en aquellas en la que se registró una mejora respecto de la medición de noviembre. Así, en "eficiencia del gasto público" las respuestas desfavorables suman un 58,1%; en "capacidad para resolver los problemas de la provincia" trepan al 56,2%. El único tópico en el que las respuestas favorables superan las negativas es el referido a la "honestidad de los funcionarios", donde las últimas alcanzan el 37% del total. Claro que en este caso vale precisar que la consulta presenta como opciones de respuesta "casi ninguno" es corrupto, "unos pocos" son corruptos o "la mayoría" son corruptos. El resultado arroja que un 42,8% de los encuestados considera que la mayoría de los funcionarios son corruptos. Un 44,2% que uno pocos los son y solamente un 13% que casi ninguno es corrupto. Para la elaboración del índice se toman como positivas las últimas dos opciones.

Acerca del relevamiento

El Índice de Confianza en el Gobierno comenzó a medirse en la provincia a partir del mes de abril de 2005. La tarea que viene desarrollando la consultora ushuaiense Vox Populi responde a los parámetros que en el orden nacional son utilizados para hacer esta medición por la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella.

El relevamiento consulta la opinión de los fueguinos sobre 5 tópicos que hacen al desempeño de la gestión de Gobierno, siendo estos la evaluación general del Gobierno; el interés que guía las decisiones gubernamentales; la eficiencia en el manejo del gasto público; el grado de honestidad de los funcionarios del Ejecutivo y la capacidad del Gobierno para resolver los problemas de la provincia.

La escala de evaluación va de 5 puntos (el más alto) a 0 (el más bajo), para la elaboración del Índice se toman en cuenta únicamente positivas. El último relevamiento se realizó entre el 3 y 11 de enero de este año, y alcanzó a 423 casos. El error muestral es de +/- 5%, por lo que el grado de confiabilidad es del 95%.

Comentá la nota