Por leve recuperación de ingresos, el Suoem vuelve a la carga por aumentos

Llevaría nuevas propuestas a la Comisión Salarial que integra con el municipio. Uno de los datos que esgrimirá es una mejora en la recaudación municipal, que fue de un 20 por ciento en agosto comparado con julio.
Durante el crecendo de la demanda salarial de los estatales provinciales, el gremio municipal ha mantenido una calma chicha, con su secretario general, Rubén Daniele, poniendo paños de agua fría en las asambleas del cuerpo de delegados. El recurso más utilizado por el capo sindical ha sido vender acuerdos con las autoridades que nunca se han verificado. Es decir, no han existido.

Pero esto podría cambiar rápidamente con los datos de la recaudación de agosto, un 20 por ciento superior a la de julio: 123 millones contra los 102. Parte de esta mejora -alrededor de 8 millones- puede explicarse por el vencimiento bimestral del Impuesto al Automotor, pero no todo.

Al menos ésta parece ser la argumentación que el gremio llevaría hoy a la mesa de negociación de la Comisión Salarial, con una propuesta que se desconoce, pero que seguramente llevará impactadas las mencionadas cifras de la recaudación de agosto.

Setiembre no podrá sostener

-menos sin vencimiento de Automotores- los recientes niveles, pero es probable que los ingresos propios y los de coparticipación se acerquen, en conjunto, a los 115 millones, según coincidentes estimaciones municipales y gremiales.

Hasta ahora, la Comisión Salarial ha estado negociando sobre deudas viejas por horas extras y otras bonificaciones, pero esta semana el sindicato concurriría con una nueva propuesta, flamantes datos recaudatorios a la vista.

Déficit

Hasta antes de que se conociera la recaudación de agosto, las proyecciones indicaban que la Municipalidad cerraría el año con un déficit de $ 67,3 millones, suponiendo siempre que sus variables de ingresos y egresos mantuvieran el mismo ritmo. Pero esto es improbable, dado que históricamente el segundo es el mejor semestre del año para la caja municipal y, a su vez, el gremio se mantendría al acecho de una mejora en los ingresos.

Las primeras y muy provisorias evaluaciones indican que habrá una brecha negativa ligeramente inferior a los cálculos iniciales, aunque esto supone contener la ansiedad de los municipales. O, por lo menos, que no sea letra muerta el convenio firmado por Daniele en la Secretaría de Trabajo, de no exigir incrementos de sueldos por encima de un 60 por ciento de dedicación a salarios.

El déficit operativo acumulado al 31 de julio es de $ 39,2 millones, que proyectados a los doce meses del año dan los $ 67,3 millones apuntados. Esto está por debajo del déficit operativo 2008, que llegó a los $ 73,1 millones.

Es posible que el achicamiento de la brecha sea más importante, más aún si la Municipalidad también logra achicar la abultada deuda que tiene con sus proveedores y contratistas, una condición necesaria para restablecer una cadena de obras de mantenimiento y servicios esenciales para la ciudad.

Comentá la nota