Leve o furioso, la Provincia no zafará de un 2009 "rojo"

Después de varios años de superávit, las cuentas provinciales acusarán déficit al final de 2009. Los analistas sólo difieren en la magnitud del quebranto.
Después de seis años consecutivos de números azules, en 2009 las cuentas de la Provincia de Córdoba cambiarán de color, y cerrarán en rojo. El crudo pronóstico fue compartido por dos destacados analistas cordobeses consultados por Día a Día, quienes sólo discreparon en la magnitud que terminará teniendo el déficit provincial al finalizar 2009. Pero más claras, o más oscuras, el balance final mostrará inocultables cifras carmesí.

Gasto vs. ingresos. "Las finanzas cordobesas muestran dos claras fuentes de vulnerabilidad: la desaceleración de los recursos impositivos y la no recepción en tiempo de las transferencias nacionales del Programa de Asistencia Financiera (PAF) y las destinadas a financiar el déficit de la Caja de Jubilaciones", explicó Marcelo Capello, economista jefe del Ieral, de Fundación Mediterránea. Según el analista, para 2009 se prevé que los organismos descentralizados (agencias) tengan un desequilibrio de 150 a 200 millones de pesos, mientras que la Caja de Jubilaciones aportaría un déficit adicional de 200 millones. "Y la Administración General, para no terminar en rojo, deberá ahorrar algo más de los 200 millones de ajuste anunciados en marzo", detalló Capello.

Para el economista del Ieral, el deterioro fiscal de la Provincia se explica por el crecimiento en los gasto de personal, que de representar un 38 por ciento en 2004, pasó a absorber un 53 por ciento de los recursos en 2008. "Los aumentos salariales y el blanqueo de pagos no remunerativos explican en gran medida la tendencia de los últimos dos años, por su efecto sobre el gasto salarial", señaló. Así fue que durante 2008 los ingresos provinciales aumentaron 32 por ciento, mientras que los gastos crecieron 34 por ciento. Y para este año la brecha negativa será similar, ya que el presupuesto prevé un aumento en los gastos del 20 por ciento, cuando los ingresos apenas llegarían a crecer 15 por ciento.

La flotante, nos hunde. El economista y docente de posgrado de la Universidad Nacional de Córdoba, Salvador Treber, tiene una mirada todavía más apocalíptica sobre las finanza provinciales. "Los números de la Provincia ya vienen cerrando en rojo hace rato. Hay una enorme deuda flotante, que significa compromisos del año 2008 que se trasladaron a 2009 sin recursos, por más de dos mil millones de pesos. Y todo eso es déficit. Que lo oculten, no quiere decir que no exista", disparó el especialista.

Para Treber, la demora en el envío de las cuotas del PAF desde la Nación no explican la delicada situación económica de la Provincia. "El presupuesto provincial es de unos mil millones mensuales. Y el hecho de que falten 60 millones no puede generar un hueco financiero. El agujero viene de lo que no se pagó en 2008, y que se disfrazó como deuda flotante. Y esto viene creciendo como una catarata: en 2003, la deuda flotante era de 200 millones y hoy ya suma 2.000 millones", explicó, al tiempo que aseguró que la Provincia está falseando las ejecuciones presupuestarias.

¿Se vienen los bonos? A pesar de los pronósticos pesimistas, tanto Capello como Treber descartaron la posibilidad de que la Provincia tenga que emitir bonos para financiar el rojo financiero de este año. De todos modos, aclararon que los "papelitos" serían ineludibles si la relación con la Nación sigue trabada y nunca llegaran los fondos del PAF y de la Caja.

Comentá la nota