ATE levantó la toma del edificio de Educación, aunque con destrozos y faltante de elementos

Autoridades de la cartera educativa labraron un acta dejando constancia de los daños de infraestructura detectados en el edificio de Don Bosco y Alberdi. ATE niega estos hechos, que rondarían los 50 mil pesos de pérdidas. No descartan el robo de elementos de calefacción.
RIO GRANDE.- Tras más de dos meses de ocupación del edificio de la Delegación del Ministerio de Educación en esta ciudad, dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) entregaron ayer el inmueble a las autoridades de la cartera, quienes realizaron una inspección del lugar junto con los gremialistas, detectándose la falta de elementos de los equipos de calefacción, así como diversas roturas de techos, ventanas y luminarias.

La subsecretaria de Educación Media y Superior, Cristina Argañarás, acudió al edificio acompañada por un representante legal del Ministerio de Educación, quien labró un acta dejando constancia de los daños; los que por el momento tornan incierta la normalización de las tareas en dicha delegación.

«Hemos advertido una serie de falencias, como el desmantelamiento de los equipos de calefacción», afirmó Argañarás, señalando en este sentido que, de acuerdo a técnicos del Ministerio educativo, se estima «una pérdida aproximada de 50 mil pesos con las plaquetas y motores de los equipos, por lo que estamos esperando instrucciones de cómo proceder».

La funcionaria detalló que la recorrida inicial del edificio se realizó en forma conjunta con los dirigentes del gremio estatal, entre ellos el secretario General Carlos «Chaco» Almirón.

«El asesor letrado del gremio realizó un descargo en nuestro libro de actas, y estamos disconformes con este descargo por lo que estamos esperando instrucciones», explicó.

Consultada sobre la respuesta por parte de los sindicalistas sobre los daños causados, la funcionaria mencionó que «el gremio dice que los equipos se encontraban sin funcionar previamente a la toma del edificio, lo cual no es real porque hasta el 4 de mayo el edificio funcionó normalmente».

«Al haber advertido un robo, obviamente que se realizará la denuncia correspondiente, de modo que esperamos la visita de un perito para que determine la magnitud de los daños provocados en los equipos, y en función de eso tomaremos una decisión», anticipó.

Argañarás aseguró que los componentes faltantes de los equipos de calefacción «son sumamente difíciles de conseguir, por lo cual es incierta la fecha en que podamos trabajar en el edificio», concluyó.

Comentá la nota