La CGT levantó una reunión por pedido de la Presidenta

La CGT levantó una reunión por pedido de la Presidenta
Iban a reclamar una deuda de $ 3200 millones; promesa oficial
El consejo directivo de la CGT, que conduce Hugo Moyano, suspendió sorpresivamente el plenario de autoridades que tenía previsto realizar hoy en la sede de Azopardo 802 para reclamar una deuda acumulada de 3200 millones de pesos que mantiene el Gobierno con las obras sociales desde hace tres años.

Versiones sindicales y oficiales coincidieron ante LA NACION en que la medida dispuesta por los moyanistas respondió a un pedido de la presidenta Cristina Kirchner, con la intención de que, frente a una probable decisión oficial de distribuir esos fondos a su regreso de la gira que iniciará esta semana por el Vaticano y Portugal, la jefa del Estado no quedase cediendo ahora a los reclamos sindicales. Con la mandataria viajarán tres dirigentes de la CGT (Moyano; Jorge Viviani, de peones de taxis, y Juan Carlos Schmid, de Dragado y Balizamiento), invitados por la Casa Rosada para integrar la comitiva.

Poco frecuente para una simple suspensión de la reunión, la CGT hizo conocer a través de un comunicado de prensa firmado por Schmid la postergación del encuentro debido a que "formarán parte de la delegación presidencial" al Vaticano.

El texto indicó que "al regreso de Europa se realizará una nueva convocatoria para analizar los problemas de las obras sociales".

Una fuente gremial descartó ante LA NACION que se suspendiera la reunión para evitar la presencia y la consecuente crítica de "los Gordos", los gremios rivales de Moyano, respecto de la "falta de distribución equitativa" que reciben desde la Administración de Prestaciones Especiales (APE), dirigida por el moyanista Daniel Colombo Russell.

Ni "los Gordos" fueron invitados ni hubieran aceptado el convite, dijeron las fuentes.

Comentá la nota