SE LEVANTO LA CLAUSURA PROVISORIA A LA FABRICA MOCARBEL

La fábrica de grasas y jabones Mocarbel SRL, de Aldea Brasilera, incorporó nuevos equipos para mejorar el tratamiento de los efluentes líquidos y gaseosos, cumpliendo con el compromiso asumido en el convenio firmado en octubre de 2008 con la Secretaría de Medio Ambiente
Por tal motivo, el organismo provincial decidió levantar la clausura provisoria que se aplicaba a la empresa y otorgarle el certificado de funcionamiento.

"No existía hasta esta gestión una tarea continua, sostenida, tanto de control y auditoría como de acompañamiento y seguimiento de las actividades industriales en la provincia. El compromiso del organismo a mi cargo es el de hacer cumplir las normas, en un marco de mejoras, para lo cual es fundamental el compromiso serio por parte del empresario", expresó el titular de Medio Ambiente, Fernando Raffo.

La Secretaría de Medio Ambiente realiza desde el inicio de la actual gestión, inspecciones periódicas en las industrias de la provincia, de las cuales alrededor de siete han sido clausuradas con permisos provisorios para funcionar. En este marco, la empresa Mocarbel de Aldea Brasilera "es la primera que cumplió con el convenio firmado vinculado a la implementación de un sistema de tratamiento más eficiente y la incorporación de nuevos equipos para mejorar el tratamiento de efluentes líquidos y gaseosos", manifestó el secretario de Medio Ambiente, Fernando Raffo.

Esto minimizará la propagación de olores nauseabundos que eran habituales en la zona y que habían generado problemas en los vecinos de Aldea Brasilera.

Raffo destacó que la empresa pudo realizar la inversión para comenzar a producir sustentablemente y cuidar el ambiente. "Esto es altamente meritorio teniendo en cuenta que Mocarbel, que traía de arrastre la fama de ser una industria con impacto en el ambiente, es la primera que levanta la clausura provisoria y está en condiciones de tramitar su certificado de funcionamiento", expresó el secretario.

Que la fábrica haya accedido a incorporar equipamiento para hacer sustentable su producción no fue un trámite ágil y lineal, ya que en un principio la empresa era refractaria al cumplimiento de las normas ambientales, por ello las sucesivas multas y clausura.

"No existía hasta esta gestión, por parte del Estado provincial, el desarrollo de una tarea continua, sostenida, tanto de control y auditoría como de acompañamiento y seguimiento de las actividades industriales en nuestra provincia", aseveró Raffo antes de agregar: "Desde la Secretaría de Medio Ambiente somos conscientes que existe un atraso importante, de algunas décadas, en la gestión de los temas ambientales por parte del Estado, pero también han sido claros tanto las declaraciones cuanto el compromiso asumido en esta materia por el gobernador Sergio Urribarri. Por ello el compromiso de este organismo es el de hacer cumplir las normas, en un marco de mejoras continuas y graduales y para esto es fundamental el compromiso serio en este proceso por parte del empresario, hoy estamos controlando y auditando otras cadenas de valor y también con algún grado de conflicto".

Y sostuvo: "No exigimos cambios de hoy para mañana, pero sí seriedad y compromiso en los obligaciones contraídas. En el caso de Saúl Mocarbel SRL, existían promesas de adquirir el equipo necesario para tratar los efluentes gaseosos, responsables del ya típico olor en la zona de Aldea Brasilera, desde el año 2006, pero el Estado nunca terminaba de exigir el cumplimiento efectivo de los compromisos asumidos". (APF.Digital)

Comentá la nota