Se levantó el acampe en la plaza luego de la firma del acuerdo con el último grupo

Alrededor de las 16 de ayer los movimientos sociales que acampaban hace nueve días en la Plaza 25 de Mayo de Resistencia terminaron de levantar las carpas de protesta luego de lograr acuerdos individuales con el gobierno provincial. El último en retirarse fue el Movimiento 17 de Julio que lidera Tito López, así como el primero el irse había sido el martes, el MIJD de Raúl Castells.
Las organizaciones solicitaron que se mantengan los beneficios sociales que tienen hasta ahora los movimientos sociales, en lo que tiene que ver con becas y proyectos productivos. Además pidieron la entrega de tierras, viviendas y bolsones de comida para los comedores que las organizaciones piqueteras tienen a su cargo.

El dirigente del Polo Obrero, Daniel García señaló que el levantamiento del acampe se dio luego de que se confirmara el acuerdo entre el gobierno y la última organización social que se reunió con el Ejecutivo. "El acampe se levantó en horas de la siesta cuando la última organización que quedaba pendiente de un acuerdo en relación con los reclamos que era el Polo Obrero", aseguró García.

El dirigente explicó que el pedido que realizaron fue que 200 personas que están incluidas en el Programa de Entrenamiento Laboral (PEL) ingresen al sector público dentro de un año. En ese interín solicitaron que se les duplique los $300 que hoy cobran por sus contraprestaciones laborales en escuelas y el sector de Salud Pública.

El gobierno aceptó reclamos

El ministro de Gobierno, Domingo Peppo encabezó el trabajo con los movimientos sociales y luego de dos días de reuniones concluyó la ronda de diálogo con los Movimientos Sociales que acampan en la plaza 25 de Mayo. En la oportunidad, se reafirmaron los acuerdos que se rubricaron anteriormente, y se escucharon las demandas de los diferentes sectores.

"Hemos llegado a la conclusión de mantener los acuerdos y beneficios sociales, ratificando las acciones y las actuaciones contraídas anteriormente. No obstante, se ha decidido no asignar nuevas altas en ningún programa y ejercer un mayor control en cuanto a las contraprestaciones de cada uno de los beneficiarios", aseveró Peppo.

Del mismo modo, aseguró que se trabajó en cada uno de los casos de forma meticulosa y se estipuló un cronograma de tiempos y recursos además de control de contraprestación. "Se ha firmado con cada uno de los Movimientos Sociales cronogramas de actividades y acuerdos que serán refrendados por el gobernador. Estos acuerdos, atienden a las demandas de cada sector aseguró Peppo.

Comentá la nota