Levantaron el paro de subtes y amenazan con nuevas medidas

Los empleados reclaman el reconocimiento de personería gremial tras el conflicto con la Unión de Tranviarios Automotor.
Los trabajadores del subte se levantaron, a partir de las 14, el paro de dos horas decretado por reconocimiento de personería gremial.

Según el delegado Roberto Pianelli, el paro, que se desarrolló desde las 12, "a diferencia de ayer, transcurrió con total tranquilidad, no hubo ningún tipo de agresiones". Sin embargo, otro de los delegados gremiales del sector, Claudio Dellacarbonara detalló esta mañana que fue amenazado por una "patota de la UTA (Unión de Tranviario Automotor )". "Estamos encerrados en una cabina en Federíco Lacroze; no puedo salir, me están esperando para matarme", denunció.

En tanto los delegados no descartaron que como la situación "sigue tal cual antes" del paro, en un futuro se adopten nuevas medidas de fuerza, que serán evaluadas esta tarde en una asamblea del cuerpo de delegados, aunque prometió que, en ese caso, se comunicará oportunamente "para que la gente lo sepa con anterioridad".

Los trabajadores reclaman que los delegados sean reconocidos como los representantes del sector, y así puedan desvincularse totalmente del gremio UTA, cuyo titular, Roberto Fernández, llamó hoy al Ministerio de Trabajo que defina el asunto para poner fin al largo conflicto.

Las medidas comenzaron ayer con la liberación de molinetes en dos turnos durante la jornada, lo que generó enfrentamientos entre los trabajadores en huelga y personal de seguridad que intentó evitar esa medida.

"El derecho a la protesta nos corresponde. El ministerio debería darnos la inscripción. Si no podemos evitar (la medida de fuerza de este mediodía), esperemos que se tome una resolución para que no volvamos a parar por años", señaló esta mañana Pianelli a radio La Red.

"La situación con la UTA era insostenible. La gente se expresó en un 90 por ciento y decidió construir una organización sindical propia, libre. El motivo (del paro) es que ya pasó un año", sin que el Ministerio de Trabajo definiera la situación, añadió Pianelli.

Comentá la nota