Levantan corte de ruta vecinos del paraje Los Catutos

Había una orden de desalojo. Los manifestantes reclaman el pago de planes atrasados
COVUNCO (AZ).- Los manifestantes del paraje Los Catutos decidieron ayer a la tarde levantar el corte de la ruta 40 que llevaban adelante a la altura de Covunco Pavia.

La decisión fue tomada justo cuando vencía el plazo otorgado por el juez de instrucción de Zapala, Oscar Domínguez, quien había ordenado a la policía que desaloje al grupo de manifestantes que reclamaban por el pago de planes asistenciales atrasados.

El magistrado había hecho lugar al planteo elevado por el fiscal Marcelo Jofré e impartió la orden para despejar la ruta.

Si bien no trascendieron los detalles, se supo que habría una oferta del gobierno provincial que permitió destrabar el conflicto con los desocupados.

Indignación en Caviahue

En tanto, empresarios y autoridades de Caviahue se mostraron "indignados" frente a la medida de fuerza que atentó directamente contra la actividad turística. "Nos sentimos abandonados, esta gente hace lo que quiere y nadie nos defiende" resumió el intendente Rigoberto Ramírez.

El bloqueo de la ruta se mantuvo hasta ayer a las 17 cuando los subsidiados resolvieron dar marcha atrás a partir de un encuentro que mantuvieron con representantes del gobierno.

Los manifestantes levantaban el piquete cada dos horas aproximadamente y permitían el paso por un lapso de quince minutos.

Mientras se realizaba el corte, largas filas de vehículos se acumulaban en ambos sentidos.

El reclamo puntual de los vecinos del paraje Los Catutos pasa por la cancelación de numerosos planes sociales de 150 pesos más el pedido por un aumento en el beneficio y el reparto de cajas de alimentos.

Por su parte, referentes de las localidades cordilleranas de Caviahue y Copahue no ahorraron cuestionamientos para el reclamo que generó incertidumbre y caída de reservas en los establecimientos turísticos de la zona.

"Se cagan en la gente que trabaja, se cagan en el mundo y nadie hace nada" disparó el jefe comunal Ramírez quien dijo sentirse "abandonado" frente a este nuevo golpe contra la principal actividad económica de su región.

"Cuesta mucho trabajo y dinero posicionar un destino turístico a nivel nacional e internacional para que después cualquiera corte la ruta y genere un daño incalculable" advirtió el indignado intendente.

Ramírez sostuvo que la noticia del corte de ruta se propaga con mucha velocidad y "provoca que muchos turistas no se arriesguen a venir a nuestra provincia".

Comentá la nota