No levanta cabeza

No levanta cabeza

Guillermo Brown volvió a caer. Esta vez perdió ante Chacarita por 2 a 0. El DT Andrés Yllana quedó en la cuerda floja. El próximo domingo recibe a Guaraní.

Guillermo Brown no pudo sostener el control que tuvo en el comienzo del juego y cedió ante Chacarita, que si bien no lo superó claramente, tuvo las chances y las aprovechó para quedarse con una victoria que lo posiciona en los lugares de privilegio en el torneo.

Los portuarios, que hicieron un aceptable primer tiempo, siguen hundidos en el fondo de la tabla y los resultados adversos ya generan preocupación, después de 10 fechas y solo un partido ganado.

La próxima fecha ante Guaraní Antonio Franco es decisiva, ya que si no hay victoria puede ser el último partido del técnico Andrés Yllana al frente del plantel, de acuerdo al plazo que los dirigentes se dieron esperando una reacción del equipo que aunque por momentos muestra, no le alcanza para sostener resultados ni conseguir puntos que lo saquen de la difícil posición en la tabla de promedios, en la que hoy, con 25% de los puntos disputados, está perdiendo la categoría.

Brown arrancó bien el juego, poniendo gente en ataque y desprendiendo a los laterales tratando de establecer superioridad cuando pasaba a zona ofensiva. Mosca, Dedyn y principalmente Marinucci inquietaban al local por la movilidad. De hecho, fue la visita quien estuvo cerca del área local en los minutos iniciales mostrando que tenía intenciones de pelear el partido lejos de su arco.

En la primera acción en el área de Guillermo Brown, Sánchez abrazó a un rival y Paletta sancionó penal sin dudar aunque la maniobra pareció algo exagerada por el futbolista local y por la decisión del juez. Zapata remató cruzado y aunque Burrai adivinó la trayectoria del balón no pudo detener. Otra vez, como hace 8 partidos, al equipo de Yllana le convierten en los minutos de arranque aunque esta vez no se trató de una distracción defensiva sino de una infracción.

Aún con ese gol de ventaja, Chacarita no pudo superar claramente a Brown y el equipo portuario no perdió el control y aunque no creó situaciones de riesgo, tuvo control sobre su rival y no padeció en su área a excepción de esa jugada sancionada por Paletta que pocas veces se cobra a partir de la cantidad de roces y agarrones dentro del cuadro grande.

Sobre el final, Menéndez enganchó bien en el área de Brown y remató cruzado pero muy desviado, en la última maniobra cerca de los arcos del parcial inicial.

Historia repetida

Las expulsiones condicionan a Brown y otra vez, con el resultado en contra y en solo 5’ del complemento, Hernán Zanni fue con vehemencia y de manera peligrosa sobre un rival y aunque no lo lastimó, el árbitro Paletta lo expulsó directamente juzgando la intención del atacante browniano.

Y como se esperaba, Aliendro convirtió el segundo aprovechando esa diferencia numérica tras superar a Burrai y con el arco a disposición puso el 2-0.

Con uno menos el equipo perdió la presencia ofensiva que tenía con Zanni en cancha y las llegadas comenzaron a ser aisladas. En una de esas, Mosca giró en el área y la tiró muy alta.

Chacarita sacó rédito de la ventaja de dos goles y tomó el control del juego a partir de la tenencia de balón, la hizo circular, la movió de un lado a otro buscando los espacios y en una de esas llegadas Aliendro tocó por encima pero tapó Burrai salvando la caída de su arco.

Una más

La derrota de ayer ante Chacarita, una más en el ciclo de Andrés Yllana, acortó aún más el plazo que los dirigentes habían fijado para que el entrenador se mantenga en su cargo y si no gana el próximo domingo ante Guaraní Antonio Franco será el último juego al frente del equipo portuario, ya que el torneo sigue avanzando y los números apremian y aunque restan por jugarse 32 fechas (96 puntos), no hay signos de recuperación en el equipo.

Coment� la nota