La CTA levanta la apuesta y pide un incremento del 25%

La CTA levanta la apuesta y pide un incremento del 25%
Los industriales dicen que, dada la crisis, el aumento no puede superar el 10%. Según Yasky, es necesaria la recomposición del ingreso de los empleados públicos y privados. La industria solicita calma.
BUENOS AIRES.- En el marco de la interminable controversia entre la Unión Industrial Argentina (UIA) y los sectores sindicales por la pauta salarial 2009, la entidad fabril definió la primera cifra de incremento en 10%, mientras la CTA ya habla del 25%. Este último porcentaje sería un punto de referencia en las negociaciones, según afirmó el secretario general de la CTA, Hugo Yasky. Esta cifra puede sonar desafiante para la UIA, cuyos empresarios hablan más que nada de preservar el empleo y no de subas salariales.

También para la CGT, que prefiere que cada gremio negocie por separado sin una pauta establecida. El líder de la CTA ratificó que esa organización impulsará “con firmeza la discusión salarial, ya que es necesaria una recomposición del ingreso de los trabajadores del Estado y del sector privado”.

Según indicó el sindicalista, “en líneas generales, hubo un deterioro producto de la inflación en la canasta alimenticia, que supera en 22%”.

No obstante, el vicepresidente tercero de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), Santiago Iuzzolino, sostuvo que el aumento “no tendría que pasar el 10 %”, para preservar los puestos de trabajo.

“En el contexto de una crisis internacional que está trayendo efectos locales es obvio que hay que entablar la discusión salarial con mucho cuidado”, advirtió Iuzzolino.

Según el empresario, la entidad fabril no tendría problema en discutir cuál sería el aumento de cada sector, pero remarcó que en la actualidad, los aumentos pueden traer riesgos en algunos puestos de trabajo.

De esta manera, Iuzzolino sumó más leña al fuego del enfrentamiento entre la UIA y la CGT, que no logran ponerse de acuerdo sobre la pauta salarial 2009.

Mientras la CGT aprovechó el guiño del ex presidente Néstor Kirchner, que advirtió a los empresarios que “no toquen un solo empleo”, la UIA mantiene la postura de que está dispuesta a dialogar, pero que no tiene mucho margen para negociar. El líder de la CGT, Hugo Moyano, ratificó el reclamo de suba salarial para sostener el poder adquisitivo de los trabajadores y evitar así que se profundice más la crisis. Poco más tarde, el presidente de la UIA, Juan Carlos Lascurain, aseguró que existe “buena disposición” entre los empresarios para mantener el empleo, haciéndose eco del reclamo de Kirchner, pero aclaró que “no se pueden perder de vista los efectos de la crisis en el país”. (NA)

Comentá la nota