De Letra y Puño

El vicepresidente cuenta a Chubut en su armado nacional. Ya hay dirigentes radicales más entusiasmados en hablar antes con el hombre del «No positivo» que con Elisa Carrió. El «efecto Cobos» en la política chubutense.
¿Quién es...

... el hombre de Cobos en Chubut? Ese es el primer y mayor misterio de la política actual en la provincia, ya sumergida en las especulaciones previas a la campaña electoral para las parlamentarias del 2009.

Es que el actual vicepresidente de la Nación, Julio César Cleto Cobos ya ha cerrado acuerdos en algunas de las provincias de la Patagonia Sur, pero le falta terminar de hacer pie en dos emblemáticas: las de Chubut y Santa Cruz.

En la Patagonia, «el vicepresidente ya le dio la bendición al acuerdo en Río Negro entre la UCR, cobistas y radicales K, mientras que en Tierra del Fuego avala al intendente de Río Grande, Jorge Martín, que quiere desafiar el poder de Fabiana Ríos -arista y amiga de Carrió- y por lo tanto armará una lista que confronte con la Coalición Cívica», destacó en su edición del domingo un artículo del diario Clarín.

«Si el ARI sigue pensando que el radicalismo de Chubut es un enemigo, no sabés cuántos hay haciendo fila para sentarse a hablar con Cobos, que les hace mucho menos ‘ruido’ que Carrió», respondió un dirigente de primer nivel de la UCR cuando se le consultó sobre este actualísimo tema.

Los seis expulsados

«El único problema que se podría plantear con Cobos, es que bajo ese paraguas intenten volver los seis expulsados por el Comité Nacional y la bandita que se asoció con el oficialismo cuando el Gobierno estaba bien, y que quieren volver ahora, cuando ven que el sol puede volver a calentar de este lado», resumió con lógica internista otro de los referentes partidarios al hablar sobre un potencial desembarco del cobismo en Chubut.

La dirigencia radical de esta provincia ha estado siempre alineada con la conducción nacional de ese partido, ejercida con mano dura por el jujeño Gerardo Morales.

Morales es un rival histórico del vicepresidente, aunque la dinámica de los últimos meses lo ha ido colocando en el rol de articulador de alianzas con diversos sectores, incluyendo a los dirigentes que se habían alejado de la UCR.

El cobismo se reunirá mañana martes en el Senado, para avanzar en el armado del mapa electoral y completar los casilleros que le faltan en la nómina de distritos en los que presentarán candidatos propios, solos o con alianzas tácticas que puedan pasar sin dificultades del 2009 al 2011.

Varios dirigentes de la UCR en Chubut, aunque no lo dirán por ahora en público, sostienen que el vicepresidente podría devolver un alto porcentaje del voto histórico del radicalismo, un objetivo principalísimo de la fuerza para el 2009.

Disueltas las especulaciones...

... queda la pregunta pura y dura. La de los bifes, histórica comida de la política criolla.

¿Quién será el hombre de Cobos en Chubut?, empiezan a preguntar los removidos corrillos del radicalismo chubutense, ansioso por volver a protagonizar su historia, larga, con el poder en la provincia que gobernó durante 16 de los 25 años de democracia.

«Necesitamos un catalizador, un golpe de efecto. Al Gobierno ya le entran las balas y su interna lo complica ahora y lo va a complicar después. Con un golpe de efecto que nos devuelva la iniciativa, vuelve la política a Chubut», dice el ladero de uno de los hombres al que no le disgustaría convertirse en el punto de referencia de Cobos y el cobismo en Chubut.

«Peralta está a destiempo. Parece un Radical K cuando los radicales K pasaron de moda y Cimadevilla está más cerca de Morales que de Cobos», analiza con tono veloz mientras revuelve el café, un abogado que supo ser un dirigente prometedor del radicalismo.

El café se enfría a pocos metros de los Tribunales, en esas pocas cuadras de Trelew donde la política ha vuelto a ser materia de conversación, roto el aburrimiento que traía la sensación hegemónica del PJ.

Los nombres que se mencionan no lo son en vano. Tanto el intendente de Rada Tilly como el presidente del Comité Provincia de la UCR, suenan como los dos precandidatos más firmes para las boletas del año próximo.

Si el análisis de su antiguo compañero de ruta fuera certero, la incógnita sube varios grados, porque habría lugar para un Tercer Hombre en ese diseño.

¿Hipólito Solari Yrigoyen?, pregunta el periodista.

«Inobjetable por donde lo mires, desde la izquierda, la derecha, el centro», responde el letrado.

«Qué quilombo hay ahí adentro», comenta mientras se levanta.

¿En el radicalismo?, contesta el cronista.

«No, en los Tribunales», dice.

La política sigue dando vueltas en Trelew.

Por lo pronto, Cobos...

... se sigue despegando del oficialismo, y coquetea tanto con el regreso a la UCR, como en armar un espacio junto a Felipe Solá, otro de los que eriza la piel K. De hecho, el ex presidente Eduardo Duhalde rompió la tranquilidad del fin de semana para anunciar que no le parecería mal apoyar a Cobos si el mendocino encabezara una fórmula presidencial en 2011.

Lo cierto es que esta semana, habrá discretos contactos entre el cubismo, cuyo corazón está en el Senado de la Nación, y la UCR provincial. Un factor de peso que modifica el actual escenario de la política chubutense.

Comentá la nota