Letra chica, infierno grande

El diario sensacionalista The Sun publicó un mensaje de pésame "con veinte errores" del premier a la madre de un soldado muerto en Afganistán.
La caligrafía no figuraba entre los problemas que abruman a Gordon Brown a siete meses de las elecciones generales, en las que el laborismo puede perder el poder por primera vez en 12 años. Sin embargo, el diario sensacionalista The Sun –que este año rompió con años de simpatía laborista para oficializar su apoyo a la oposición conservadora– abrió un nuevo frente para el gobierno británico al publicar el lunes una carta manuscrita que el premier envió a la madre de uno de los seis soldados muertos en Afganistán la semana pasada, como es su costumbre con todas las familias de los caídos. Lejos de conmoverse por el gesto de Brown, Jacqui Janes lo acusó de "faltarle el respeto" a su hijo Jamie por haber escrito mal su nombre y apellido y cometer una veintena de errores gramaticales. La mujer consideró que la "ofensa" merecía ser difundida y entregó una copia de la misiva al tabloide del magnate Rupert Murdoch, embarcado en una campaña mediática contra el ocupante de Downing Street 10. Brown –que es ciego de un ojo y sólo ve parcialmente con el otro a causa de un accidente durante su infancia– se disculpó de inmediato por su "caligrafía confusa" en un llamado telefónico privado a Janes, que también entregó la grabación a The Sun. "¿Por qué gasta dinero en salvar a los bancos en lugar de enviar refuerzos a nuestros chicos en combate?", le reclamó la madre de Jamie, que se había unido en 2005 con apenas 16 años a las tropas británicas de las que forma parte su hermano mayor Andrew. Según la transcripción publicada por The Sun, Brown le respondió que hay 9.100 soldados británicos en Afganistán, a los que se sumarán otros 500 en las próximas semanas, y que nadie en el ejército solicitó elevar el número a 11 mil efectivos, como ella exige.

Comentá la nota