LESTELLE: "…ALGUNOS MUCHACHOS SE EQUIVOCARON Y ARMARON LA COOPERATIVA DE LA SÉPTIMA"

Alberto Lestelle, secretario de Lucha contra el Narcotráfico durante el gobierno de Carlos Menem, estuvo de visita en nuestra ciudad, por donde dijo, pasa habitualmente en tránsito hacia su ciudad Olavaria. Expresó que llegó sin ostentar ninguna representación, solo en carácter de militante y ex dirigente, dado que se siente en la obligación de colaborar en la transmisión de la información de algo que parece ahora comenzar a clarificarse.
Dijo que el país está en una encrucijada muy difícil dado que ha desaparecido en gran medida la credibilidad interior y exterior. Explicó que hoy existen dos grandes grupos: el oficialismo "en franca reducción" y la oposición. Esta última dividida en dos: la sistemática y la asistemática pero continua que obedece a la interna del peronismo.

Respecto del peronismo, dijo que existía un oficialismo y una oposición dispersa y confusa, en la que se ha creado el Peronismo Disidente donde hay varios compañeros como Ramón Puerta, Felipe Solá, Lole Reúteman, Alberto Rodríguez Saa, Francisco de Narváez, etc. Dijo que esto creaba una confusión porque no había quien enderezase esta oposición asistemática, quien diera un paso adelante, que centralice la oposición. A su criterio, el paso delante de Eduardo Duhalde, aclaró que no está en representación de él, posibilita el encolumnamiento en un lugar distinto. Ahora quedará para elegir Kirchner o Duhalde, lo que producirá un esclarecimiento en la sociedad.

Defendió la decisión de Duhalde de lanzarse como candidato a presidente y no la consideró apresurada sino oportuna. En su opinión, el Kirchnerismo, ante el decaimiento de la imagen del matrimonio Kirchner, podría adelantar las elecciones nuevamente lo que apresuraría todos los plazos. Para ellos dijo que utilizaría las prácticas extorsivas que viene utilizando con legisladores y gobernadores. Dijo que esto no debe llamar la atención de nadie.

Dijo que lamenta como peronista es que Reútemnan no haya tratado de "copar un poco la parada", aunque dijo que él tiene una característica, una estructura mental determinada, que viene de una actividad muy distinta a la política. Mientras que ésta es dúctil y maleable, la Fórmula 1 no permite eso. Agregó que hay que respetar su decisión y que eso no quiere decir que no se lance como candidato próximamente, caso en el que habrá que ver cuál es la reacción de Duhalde.

Criticó además que el peronismo no ha logrado dirigente jóvenes y se ha quedado en el tiempo.

LA SITUACIÓN EN LA SÉPTIMA

Respecto de la situación de la séptima sección electoral, dijo que, donde el se incluye "hay una magritud dirigencial. La dirigencia no ha sabido seguir la evolución de los hechos políticos, se ha encerrado a sí misma; ha desatendido a la gente fundamentalmente."

Agregó que desapareció de la séptima durante años, porque consideró que había "muchachos que estaban en la plenitud del camino de la renovación y que iban a seguir dado posibilidades a otros que venían, pero algunos muchachos se equivocaron y armaron la cooperativa de la séptima. Entonces empezaron a jugar al tomá para vos, dámela a mi." Dijo que no da nombres pero que se los ha dicho a ellos y que entre 4 dirigentes se han llevado unos 60 años de actividad política. Dijo que no es una crítica destructiva sino objetiva.

EL NARIGUETAZO

Respecto del tema que lo hizo muy famoso, al pronunciar la frase "muchos diputados se dan un nariguetazo de cocaína en el baño", dijo que ratifica todo lo que dijo y que tenía los elementos necesarios para demostrar que era cierto. Aclaró que pidió una reunión secreta para presentar los nombres dado que los consideró enfermos, no delincuentes, no narcotraficantes; que el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales lo apoyó en no dar los nombres públicamente, que si hubiese quedado alguna dudad, no hubiese ocurrido lo que pasó hace un año y dos meses, cuando secuestraron a 3 personas del Congreso de la Nación traficando droga delante del Congreso.

Manifestó que sufrió 12 años de persecución judicial, lo que trajo aparejado el sufrimiento de su familia, después de lo cual la Cámara de Casación Penal, en diciembre de 2008, le dio la razón diciendo que observaban una persecución judicial.

Se mostró orgulloso de poder caminar y andar tranquilo por la calle, a pesar de haber sido funcionario en un tema tan peligroso.

Comentá la nota