Lesiones y suspensiones, otros dos rivales del líder.

VELEZ: Esta vez se viene otra variante por las cinco amarillas que acumuló Zapata. Lo reemplazaría Coronel.
Cambia pero no se resiente este Vélez puntero invicto. Lesiones o suspensiones vienen obligando a Ricardo Gareca a meter mano en forma casi permanente en las once fechas que lleva este Clausura.

La tarjeta amarilla (la quinta) que recibió Víctor Zapata el domingo pasado en Santa Fe determinará una nueva modificación, para visitar a San Martín, y la primera ausencia del Chapa en el año. En la práctica de fútbol de hoy se conocerá su reemplazante. Leandro Coronel asoma como la principal opción, dentro de un abanico de posibilidades.

De la formación que arrancó el torneo cambiaron algunos nombres y también el dibujo ofensivo. Parece lejano aquel 8 de febrero, 0 a 0 ante Independiente, con: Montoya; Cubero, Domínguez, Ponce, Papa; Cabrera, Razzotti, Zapata; Ocampo, Moralez; López. En la fecha siguiente faltó Fabián Cubero (cinco amonestaciones) y en la tercera Waldo Ponce (fractura del segundo metacarpiano del dedo índice de su mano izquierda).

Esa deserción de Ponce le abrió el camino a Nicolás Otamendi, gran revelación, quien se terminó adueñando del puesto.

Más grave resultó la salida de Nicolás Cabrera, a consecuencia de la fractura de los ligamentos de su rodilla derecha, en el cotejo ante Estudiantes. El volante fue operado y se perderá lo que falta del torneo. Para esa baja aún no se halló el sustituto fijo. Maximiliano Moralez, uno de quienes ocupó el sitio, está afuera por una rotura fibrilar del recto anterior de su pierna derecha. Darío Ocampo, otro que jugó allí, acaba de superar un desgarro en su pierna derecha.

Leandro Somoza, el máximo referente del plantel, ni siquiera tuvo la chance de debutar en este torneo. Operado por la fractura de tibia con desplazamiento de su pierna derecha, en octubre pasado, estaba casi listo para retornar pero sufrió una molestia en la zona.

Lo cierto es que ante cada ausencia obligada, el técnico apostó a cambios que siempre le respondieron acertadamente.

Comentá la nota