Las Leonas les ganaron a China en el debut del Champions Trophy

"Charito" Lucchetti y Noel Barrionuevo marcaron los goles para la victoria por 2 a 1 del seleccionado femenino de hockey sobre césped. Para las asiáticas igualó transitoriamente Na Y B
Las Leonas, campeonas del certamen en la temporada anterior, llegan tras realizar un recambio importante desde que asumió en marzo como entrenador Carlos Retegui, quien está delineando el equipo que disputará el año próximo el Mundial de Rosario.

Luciana Aymar sigue siendo la líder de un equipo que mezcla jugadoras con experiencia como la rosarina, Claudia Burkart, Soledad García, Mariné Russo y Alejandra Gulla, con otras casi novatas que integran el seleccionado junior, tales los casos de Josefina Sruoga, Delfina Merino y Carla Dupuy.

A ellas se les suma la base del equipo que disputó en 2005 el Mundial Sub 21 en Chile, finalizando en quinto lugar, y otras jugadoras a las que Retegui está mirando de cara al año próximo.

En esta temporada el equipo argentino se quedó con la Copa Panamericana disputada en Bermudas y cayó ante Australia en la final de un torneo Cuatro Naciones disputado en Durban, Sudáfrica.

Si bien han cambiado los nombres, el equipo mantiene la misma esencia de los que condujeron con anterioridad Sergio Vigil y Gabriel Minadeo.

Hasta el momento se ha mostrado como una escuadra muy agresiva en ataque, como quedó expresado en los tres amistosos que viene de ganarle al seleccionado de Nueva Zelanda en su país como parte de la preparación para este torneo.

El gran favorito para llevarse el título es Holanda, que llega hasta aquí con la base del plantel que se coronó en Beijing, excepción de la defensora Minke Booij y la delantera Fátima Moreira de Melo. En el banco de suplentes estará Herman Kruis, quien tomó la posta dejada por Marc Lammers.

Australia aparece como el otro rival a vencer. Con nombres conocidos y algunas jugadoras jóvenes, Frank Murray intentará que su equipo regrese a una final.

Alemania y China, con la base del equipo conformada por jugadoras históricas, serán también adversarios de fuste, mientras que Inglaterra aparece como el elenco más débil.

Para Las Leonas es una prueba de fuego de cara al certamen ecuménico del año próximo y parecen preparadas para aprobarla, más allá de las exigencias que tiene un torneo de estas características en el que se encuentran los seis mejores equipos del mundo.

Comentá la nota