Lento regreso con rutas bonaerenses congestionadas.

Alrededor de 600 mil personas visitaron los destinos turísticos de la Provincia, tanto en la costa atlántica como en la región serrana, según datos de la Secretaría de Turismo de la Nación.
Con cerca de 100 mil visitantes en la ciudad y alrededor de 600 mil en toda la Provincia, concluyó ayer el fin de semana largo por el 25 de Mayo, que se desarrolló con dos momentos climáticos bien diferenciados: cálido y soleado en el inicio, y lluvioso y fresco en la segunda mitad.

Los egresos desde los puntos turísticos bonaerenses y los ingresos a la Capital Federal, especialmente desde la costa atlántica, mostraron ayer largas filas de automóviles y ómnibus de transporte -el tránsito de camiones por rutas y autovías, se sabe, está vedado en estos días- ocupando las calzadas hacia Buenos Aires. En algunos tramos de la autovía 2 y luego en el tramo La Plata-Buenos Aires se registraron congestionamientos importantes: en el horario pico de las 18, la autovía 2 y la autopista Buenos Aires-La Plata concentraron unos 3.300 autos por minuto, según informó el departamento de Seguridad Vial de la policía bonaerense, en tanto que un panorama similar exhibió la ruta Panamericana, en la zona norte del conurbano.

Además del caudal de automóviles con la culminación del fin de semana largo, la lluvia que azotó desde las 17 la Capital Federal y el Gran Buenos Aires -también se despidieron con ese clima muchos visitantes de Mar del Plata y la costa- provocó que los vehículos disminuyeran su velocidad y aumentaran la congestión. Según las primeras estimaciones de los operadores turísticos, la costa atlántica fue el lugar más elegido por turistas este fin de semana, que también mostró colmada la terminal de Retiro. En la estación, se registraron más de mil llegadas entre la tarde y la madrugada, mientras las partidas hacia distintos puntos del país alcanzaban los 800 servicios.

A los datos sobre presencia turística en Mar del Plata adelantados el domingo por el Ente Municipal de Turismo (Emtur), se añadieron ayer otros, difundidos por el secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, quien sostuvo que "de acuerdo a los números recibidos, alrededor de 600 mil personas estuvieron recorriendo los puntos turísticos de la provincia de Buenos Aires", este fin de semana largo.

En declaraciones radiales, Meyer agregó que hubo "muchos lugares con una saturación total de los alojamientos" y que "el turismo lleva bienestar a las localidades".

Por otro lado, destacó la coronación de la Virgen de San Nicolás, señalando que "tuvimos la posibilidad de estar en un momento tan fuerte para los que practicamos la fe católica" y estimó que "se calcula que participaron 500 mil personas" en esa actividad (ver página 18)

Despedida con lluvias y cielo encapotado

Fueron malas las condiciones climáticas de la última jornada del fin de semana largo en Mar del Plata, Tandil y buena parte de la costa atlántica, aunque parafraseando aquello de "al mal tiempo, buena cara", muchos visitantes igual salieron a caminar por la costa y hasta se animaron a bajar a las playas.

El domingo, desde temprano el clima cambió abruptamente, el cielo se tiñó de gris plomo y cayeron lluvias bastante copiosas, acompañadas por vientos de variada intensidad que obligaron a los visitantes a cambiar la costa por los centros comerciales de la avenida Juan B. Justo, la calle Güemes o el centro marplatense.

Las precipitaciones continuaron, con intervalos, durante casi todo el domingo y buena parte de la mañana de ayer, hasta la hora en que la mayoría de los turistas decidió emprender el regreso.

Comentá la nota