Lentamente se reactivan los alquileres en Miramar

A poco más de un mes para el inicio del verano, hay muchas propiedades que permanecen sin alquilar y los martilleros volvieron a recomendar que se mantengan los precios del año pasado. Igual, hay optimismo en el sector.

MIRAMAR .- Si bien la situación no es apremiante, desde las inmobiliarias reconocieron que hasta el momento el número de operaciones concretadas para la temporada estival son menores a las esperadas, pese a que todavía Miramar sigue siendo una plaza tentadora para quienes buscan vacacionar en familia, situación que se ve potenciada con el aumento de tarifas en otros destinos, principalmente del exterior como Brasil.

"He hablado con muchos colegas que también tuvieron sus inmobiliarias abiertas al público todos los días, inclusive sábado y domingo. Por internet las consultas siguen siendo muchas pero debido a que algunos propietarios de departamentos decidieron aumentar un 10 por ciento, no se están cerrando alquileres", afirmó a LA CAPITAL Gastón Caraballo, delegado del Colegio de Martilleros Mar del Plata, en General Alvarado.

De todas maneras la situación parece brindar un panorama ambiguo ya que los locatarios también especulan con los tiempos para llegar a conseguir un precio menor a la hora de sellar un supuesto negocio.

"Volvemos a recalcar lo expuesto hace más de un mes, con respecto a que no hay que aumentar los precios, sino mantenerlos y mejorar la calidad de servicio. Los propietarios tienen la posibilidad de contar con nuestro asesoramiento", amplió.

Por otra parte, se dejó en claro que quienes eligen destinos del exterior tienen un poder adquisitivo mayor a los visitantes que pueden llegar a Miramar por lo que no deben perderse plazas, es decir contener el caudal de público acostumbrado y continuar trabajando para sumar visitantes nuevos.

"La concientización debe ser generalizada, cada vez que termina una temporada desde las inmobiliarias se empieza a pensar en el año próximo. El interior sigue respondiendo bien a la costa atlántica por lo que sería recomendable asumir la costumbre de un contrato en cuotas, desde agosto hasta el momento de iniciar las vacaciones", argumentó Caraballo.

"Sería menos doloroso para el bolsillo del cliente y el locador tendría una entrada fija esos meses previos", se explayó.

Sobre las principales falencias del mercado en cuanto a cuáles son las propiedades que menos seducen a potables inquilinos, el representante del Colegio de Martilleros, indicó: "Sin duda los chalets grandes, principalmente aquellos que son propiedad de gente que no vive regularmente de Miramar. Los residentes vienen tomando conciencia, quieren alquilar e imponen precios razonables y mayor equipamiento para no estar penando hasta último momento".

Pese a este panorama, Caraballo fue optimista en lo que queda de este prólogo veraniego, considerando que la afluencia de turistas será significativa. "Estos tres fines de semana que se avecinan serán fundamentales para tener un panorama más claro, mantengo esperanzas de que tendremos una temporada positiva, más aún si acompaña el clima como el año pasado. La gente necesita descansar de las presiones laborales, reencontrarse con la familia, disfrutar lindos momentos y Miramar es ideal para eso", culminó.

Comentá la nota