Lenta construcción de la Escuela Nº 290 pone en riesgo a más de 300 chicos del barrio Villa Lourdes

El edificio de la Escuela Nº 290 Nuestra Señora de Lourdes está siendo construida a nuevo desde hace casi dos años, siendo que la obra debía durar tan sólo 180 días.
Es por ello que, desde ese lapso alrededor de 300 niños entre 5 y 12 años tienen que atravesar la Av. Circunvalación –una de las más peligrosas de la capital formoseña- para poder asistir a diario a la Escuela Nº 378 del barrio Facundo Quiroga. La obra no está paralizada pero cada vez se ven menos obreros trabajando.

La escuela Nº 290 Nuestra Señora de Lourdes es un tradicional establecimiento donde se han formado durante más de 40 años varias generaciones de vecinos del barrio Villa Lourdes, es por ello que, hoy en día los habitantes del lugar reclaman por la finalización de la reconstrucción a nueva que se ha extendido desde hace casi dos años.

Esta obra -como también opinan los vecinos del lugar- va a traer resultados positivos a las familias del barrio, debido a que los niños tendrán un edificio a estrenar para asistir a clases: "Era un establecimiento muy viejo el de la escuelita, y también el del jardín", comentó una vecina.

Pero el inconveniente se originó debido a la creciente tardanza que refleja a diario la obra en ejecución: "Para darte un número ejemplificativo, la cantidad de obreros de la empresa que está llevando a cabo la construcción se ha reducido en más del 50%", indicó con preocupación una vecina.

Materiales de construcción por doquier y una óptima edificación se encumbra en el terreno donde se encontraba la mítica escuelita de barrio, es por ello que la esperanza de los vecinos sigue, pero la espera ha tenido su fin por el riesgo que corren los niños a diario por tener que cruzar una de las avenidas más peligrosas de la capital formoseña, la Av. Circunvalación, debido a que, tienen que asistir a la Escuela Nº 378 del vecino barrio Facundo Quiroga para no perder días de clases.

Constante peligro

Son más de 300 los niños -de 5 a 12 años- que asisten a diario a la Escuela Nº 378, quienes son acompañados por familiares a diario por la peligrosidad que representa cruzar la Av. Circunvalación.

"Todos los días los llevamos y después los vamos a esperar, porque es un peligro que tengan que cruzar esa avenida que prácticamente ya es una ruta por la velocidad en la que circulan los vehículos", indicó una abuela.

No hay que ser parte de los vecinos de este lugar, ni detenerse mucho tiempo para darse cuenta que un abultado tránsito circula constantemente por dicha arteria. Agravando más aún la situación, se refleja que no sólo automóviles o camionetas circulan por el lugar, sino que esta arteria es vía de preferencia de un incrementado tránsito pesado que ingresa y egresa de la ciudad.

Menor carga horaria

Además del peligro que corren los niños por tener que toparse a diario con esta vía de tránsito en cuestión, los padres también reclaman que por la lentitud que se refleja en la construcción de la nueva escuela, los casi 400 alumnos tienen que concurrir en horarios diferenciados a clases, haciéndolo desde el inicio de la obra desde las 11 del mediodía hasta las 14:30, reduciéndose en amplia medida la carga horaria en la que los niños reciben sus estudios.

Por todos estos inconvenientes, los vecinos del barrio Villa Lourdes solicitan que sus quejas sean escuchadas y atendidas, para que se pueda solucionar esta situación y velar por la seguridad de los niños.

Comentá la nota