Lenguaza pidió dialogar también en la Provincia

"El gobernante tiene que lograr un consenso con todos los sectores y en esa medida trazar los lineamientos para que estas políticas tengan por objetivo la paz social que todos ansían", respondió Pablo Isaac lenguaza al ser consultado sobre la cnvocatoria al diálogo y la reforma política desde el Gobierno nacional.
Lenguaza, integrante de la mesa directiva de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) y presidente de la Federación de Colegios y Consejos Profesionales de Misiones (FECCOPROMI) se refirió también a las consecuencias que implican para la política misionera y la posadeña la convocatoria oficialista al diálogo.

En declaraciones al programa Curados de Espanto de la emisora La Voz Capital 99.3, el abogado destacó la necesidad de que "esta instancia también se debería dar a nivel provincial", y recordó que "cuando el gobernador Maurice Closs asumió, yo creía que era un hombre de diálogo, pero luego vi que era un diálogo para los medios, porque no se dio con otros sectores de la sociedad".

¿Qué postura tiene usted frente al diálogo que convocó la Presidenta de la Nación el 9 de Julio en Tucumán?

Si se convoca ahora al diálogo quiere decir que antes no lo había. El gobernante tiene que lograr un consenso con todos los sectores y en esa medida trazar los lineamientos a fines de que estas políticas tengan por objetivo la paz social que todos ansían.

La convocatoria al diálogo se debería haber dado antes y no que, por un resultado electoral, el Gobierno se sienta presionado a hacerlo. El hecho es que con el diálogo se puede persuadir y ser persuadido, y esto último es lo más importante en un gobernante, porque debe tener la capacidad de querer ser persuadido y ser convencido de que hay otras maneras de hacer política. Quien convoca al diálogo no debe poner límites.

Esta instancia también se debería dar a nivel provincial. Cuando el gobernador Maurice Closs asumió, yo creía que era un hombre de diálogo, pero luego vi que era un diálogo para los medios, pero no se dio para con otros sectores de la sociedad.

Cuando presidía el Colegio de Abogados hasta el año pasado, le habíamos pedido muchas veces audiencias y reuniones a Closs para ponerlo al tanto de la realidad de la justicia misionera. Pero el no dialogo es un elemento distintivo y un déficit del Poder Ejecutivo Provincial.

El motivo por el cual no nos convocan se podría deber a la inseguridad que tienen. Porque si están seguros de las políticas que implementan, estarían seguros también para rebatir con argumentos las otras propuestas. Por ello es importante que se encuentre algún tipo de consenso para el bien del Estado y en beneficio de la sociedad.

¿Sobre qué habría que dialogar en Misiones?

Con el sector profesional no se está dialogando hasta ahora, y habría que hacerlo con el Colegio de Médicos, de Abogados, o con cualquier otra institución intermedia, que son una fuerza importante en la estructura de la sociedad, y también con los sectores de la oposición.

En principio, para demostrar que no se implementa el diálogo en base a una derrota electoral sino bajo los cimientos de la victoria electoral, tal es el caso de Misiones. Eso sería muy maduro por parte del oficialismo, porque por más que hayan ganado las elecciones misioneras con cerca del 40 por ciento de los votos, ello no los exime de convocar al debate político con quienes no ganaron.

¿Cuáles serían los temas a debatir en la Convención Constituyente de Posadas?

La cuestión fundamental en la que se tendrá que buscar el consenso es en la reforma política que se incluya en la Carta Orgánica Municipal, como por ejemplo la derogación de la ley de lemas. El consenso deberá ser inteligente, porque hoy hablar de la ley de lemas es un tema tabú.

Se tendrá que buscar que el ciudadano pueda participar de la vida política de la ciudad de manera activa y expeditiva. Nosotros, como "Espacio Ciudadano", a pesar de no haber podido participar de la Convencional Constituyente de Posadas por una resolución inconstitucional del Tribunal Electoral de Misiones, creemos que aportamos sustancialmente al debate, porque le dimos trascendencia e importancia al momento de aparecer en escena nuestro espacio. A raíz de nuestro protagonismo, algunos partidos cambiaron de estrategia y proyectaron a los que creían que eran sus mejores hombres.

Por otro lado, la Convención Constituyente debería hacer también un llamado amplio al dialogo, porque se va a legislar para los próximos veinte años y eso conlleva muchísima responsabilidad. Lo que hagan o no los constituyentes tendrá inevitablemente consecuencias, buenas, malas o regulares, para la Posadas de los próximas dos décadas.

Comentá la nota