Lembo desmintió rumores.

El ministro de Hacienda de Jujuy, Miguel Lembo, aseguró que "son totalmente infundados y desacertados" algunos trascendidos que indicaron que el Poder Ejecutivo provincial se encontraría evaluando la alternativa de emitir cuasimonedas (bonos) o cualquier otro instrumento similar.
El funcionario provincial consideró que esas versiones "carecen de un total contacto con la realidad local y nacional", y que estas habrían surgido en forma tergiversada luego que el gobernador Walter Barrionuevo se refiriera a las cuasimonedas "como una herramienta financiera que se utilizó en el pasado", instancia en la que aclaró que "lejos está siquiera de evaluar su implementación en la actualidad".

"Si bien la situación económico financiera de la Provincia es bastante delicada, no deja de ser similar a lo que está aconteciendo en el resto de las jurisdicciones públicas, ya sean estas nacional, provinciales y municipales", subrayó el ministro Lembo. En este contexto precisó que "esta situación se debe principalmente a dos razones: un decrecimiento en la recaudación menor a la prevista, causada por la retracción de la economía doméstica y al aumento del gasto en personal, debido a la anualización de medidas adoptadas en 2008 junto a las fuertes presiones actuales de suba salarial para el sector público".

"HERRAMIENTAS

DE POLÍTICA FISCAL"

En ese sentido el Ministro indicó que "frente a este escenario, sin necesidad de recurrir a cuasimonedas, el Gobierno Provincial ya está utilizando herramientas de política fiscal, como la eliminación de exenciones de impuestos provinciales a los sectores más favorecidos por el actual modelo económico y la firma de convenios de financiamiento con el Gobierno Nacional para hacer frente a los vencimientos de la deuda provincial y municipal, los cuales son instrumentados a través del Programa de Asistencia Financiera (PAF).

También se está gestionando líneas de crédito externas para realizar obras de infraestructura básica y fortalecer institucionalmente a los municipios, sumado a un fuerte control estricto sobre el gasto, priorizando los aspectos destinado a proteger a los sectores más vulnerables, entre otras medidas.

"FLUJO DE RECURSOS

ASEGURADO"

Lembo indicó también que, a toda esta batería de políticas y medidas, hay que sumarle el aporte de la coparticipación de las retenciones del complejo sojero, "lo cual asegura a la provincia y municipios un flujo de recursos que posibilitarán dar continuidad en la ejecución de obras tan necesarias para el pueblo jujeño".

"Esta política fiscal contracíclica, permite seguir la senda de combate de la pobreza, desempleo y marginación a través de la generación de ingresos genuinos por los trabajadores, incrementando la infraestructura de la provincia en su conjunto", completó.

Por todo ello, el Ministro de Hacienda aseguró que Jujuy "no enfrenta por el momento una situación financiera alarmante, que la lleve a endeudarse compulsivamente e involuntariamente con sus prestadores de servicios y/o con su personal, a través de cuasimonedas o cualquier otro instrumento similar".

Comentá la nota