Lejos de Puerto Madero: la ribera central de la ciudad será un espacio cultural

Los viejos galpones portuarios de la costa central se convertirán en la columna vertebral de las propuestas artísticas jóvenes de la ciudad.
Abandonando definitivamente la idea de hacer del sector ribereño que está frente al Monumento a la Bandera la versión local de Puerto Madero, la Municipalidad ya tiene listo el proyecto para transformar esos terrenos y antiguos galpones en un gran complejo de centros culturales que albergarán los grandes acontecimientos de la ciudad, pero donde también tendrán espacio las producciones de plásticos, diseñadores, músicos y demás emprendedores de la ciudad. El objetivo del municipio es que las primeras obras para la llamada Franja Joven estén en marcha antes de fin de año.

   "La idea es llevar adelante un proyecto integral que preserve las actividades que ya se ejecutan en esos espacios, como el CEC (Centro de Expresiones Contemporáneas), el Centro de la Juventud y las escuelas de rock y de artes urbanas, pero poner en valor los galpones pasa también por sumar nuevas iniciativas", explicó a La Capital el intendente Miguel Lifschitz.

   Así, se llevarán a cabo obras de recuperación de los viejos galpones del puerto. "Se van a realizar intervenciones como refaccionar las cubiertas, mejorar el estado general y agregarles algunos servicios básicos, como sanitarios. Pero serán obras muy austeras", indicó el intendente, quien aseguró que aún no tiene los números finos de la inversión global.

   La administración de los espacios estará en manos de un ente mixto, o bien una sociedad del Estado, integrado por los gobiernos municipal y provincial.

   "Con el desarrollo de otras alternativas para el área privada, como es Puerto España, la Casa del Tango, La Fluvial y Puerto Norte (en plena ejecución edificios de oficina y viviendas), nos pareció conveniente tomar esta franja y reforzar los usos que naturalmente ha adquirido el lugar con los años", explicó el intendente, quien insistió en que "la idea es remarcar ese perfil y jerarquizar el uso público del espacio, sobre todo teniendo en cuenta que forma parte del Parque Nacional a la Bandera".

   Lo cierto es que actualmente en ese sector funciona el Centro de la Juventud y el CEC, que se convertirá en el eje y sede administrativa de la Franja Joven, además de las escuelas de artes urbanas y de rock, que ya están en el galpón 11.

La única de las viejas estructuras portuarias que tendrá un espacio en manos privadas será el galpón 17. De hecho, el proyecto está siendo terminado por la Secretaría de Planeamiento de la Municipalidad y la directora de Concesiones, Hilda Gontín, adelantó que "la intención es poner en marcha la licitación en 30 o 40 días".

   Allí, el área concesionada ocupará una de las naves, donde se desarrollarán propuestas gastronómicas y una sala de espectáculos de interés general, con una inversión estimada en seis millones de pesos. En otra de las naves funcionará el Supermercado de las Artes, donde se comercializarán las producciones culturales independientes de arte, como música, pintura, diseño y textiles, y las realizaciones de La Fábrica, que estará en otro de los

galpones.

   A eso, el galpón 17 sumará una fotogalería, que estará conformada por un circuito de backlights en el perímetro de los galpones en los que se expondrán producciones. Será la primera galería de fotos a cielo abierto de la ciudad.

   El intendente señaló que "hay iniciativas que ya están en marcha y que hacen al proyecto", y en ese sentido apuntó a "las obras que está ejecutando la Nación en los muelles y la explanada del Parque de España, que van a mejorar el entorno de los galpones". Además, indicó que ya se están haciendo gestiones con la provincia para comenzar la intervención "gradual" en los galpones 11, 13 y 15. "El objetivo es empezar a trabajar al menos en alguno de estos espacios antes de fin de año y también para esa fecha tener adjudicada la nave del galpón 17", detalló el intendente.

Los galpones. El Centro de la Juventud continuará funcionando en su actual emplazamiento y siendo el ámbito municipal para el diseño e implementación de las políticas para jóvenes, aunque además sumarán espacios el Parlamento Joven, el Parlamento Cultural y el Foro del Talento. Por otro lado, el CEC seguirá albergando las propuestas artísticas no convencionales y alentando el cruce interdisciplinario. En este sentido, se convertirá en el corazón administrativo del nuevo complejo cultural.

   El galpón 11 será uno de los espacios a recuperar. Allí, en la planta baja se instalará un centro cultural y un espacio multivalente para actividades como encuentros, exposiciones y ferias; mientras que en el subsuelo funcionará la Usina Digital, donde se llevarán adelante emprendimientos vinculados al uso de las nuevas tecnologías y la exploración de nuevas herramientas y lenguajes para el público en

general.

   Además, habrá un espacio experimental para la Escuela de Rock, una sala de ensayos para bandas, un estudio de grabación y posproducción y una sala multiuso para reuniones y clases.

   El galpón 13 será el escenario de la nueva Fábrica Cultural, que funcionará en la planta baja. Se trata de una gran fábrica de objetos donde a través de diferentes soportes, como madera, resina, vidrio, nuevos materiales y tecnología, se producirán objetos cotidianos, papelería, indumentaria, impresiones y grabaciones.

   La "Fábrica" tendrá también un entrepiso donde se emplazará un centro comercial de diseño independiente, y en el subsuelo del mismo galpón funcionarán los talleres para la creación, producción y desarrollo de los objetos. Una plaza entre los galpones 13 y 15 ofrecerá un skatepark para skaters y bikers, y se instalará allí un puesto de comidas rápidas. Mientras que el galpón 15 será el ámbito donde se seguirán desarrollando las escuelas de rock y de artes

urbanas. l

Comentá la nota