Lejos del escándalo, el PE entregó insumos en Banda del Río Salí

Amado, a cargo del Ejecutivo, respaldó la gestión del intendente bandeño y aclaró que el Gobierno no interferirá en la causa judicial.
Hace dos semanas, la ciudad de Banda del Río Salí cobijó el escándalo que suscitó una denuncia judicial por supuesta extorsión a una beneficiaria del programa "Argentina Trabaja". Ayer, el complejo deportivo Gustavo López, de ese municipio, fue el escenario elegido por las autoridades provinciales para hacer la entrega de una parte de las herramientas adquiridas para que las distintas cooperativas que conforman el plan social inicien sus tareas.

El acto estuvo encabezado por el presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado; por la ministra de Desarrollo Social, Beatriz Mirkin y por el intendente local, Zacarías Khoder. "Esta es la etapa en la que los cooperativistas deben comenzar con los trabajos sociales y tienen la tarea de demostrarse a ellos mismos que son capaces de brindar un servicio a la comunidad y, en este caso puntual, a Banda del Río Salí", afirmó el oficialista Amado.

El parlamentario, a cargo interinamente del Poder Ejecutivo, aclaró que el lugar escogido para hacer la entrega de los materiales no guarda relación con el escándalo que destapó Verónica Pedernera con su denuncia, y que arrojó las detenciones de los hermanos Manuel y Guillermo Quiroga y de Amelia Herrera. "Podíamos haber elegido otro lugar, pero se dio así, de esta manera. Somos conocedores de que es una causa judicial que se lleva adelante sin la intromisión del Gobierno", aclaró. Luego, Amado sí reconoció que la visita de ayer significa un aval del Ejecutivo a la gestión de Khoder. "No hay problema con que se tome esto como un apoyo al intendente; sabemos del esfuerzo y del trabajo que realiza", opinó el legislador.

En tanto, Khoder destacó que la prioridad del plan "Argentina Trabaja" es llevar soluciones a la gente. "Además del trabajo que hacemos, es importante el acompañamiento de las cooperativas y de los vecinos del municipio", afirmó el jefe municipal.

La calurosa jornada que se vivió ayer poco le importó a María Emilia Rangolli, de 45 años, quien dijo a LA GACETA que es la primera vez que consigue un trabajo. "Toda la vida estuve desocupada; juntaba cartones y botellas para poder llevar un peso a mi casa. Nunca tuve un trabajo digno para criar a mis cuatro hijos. Sé que no hay que ser mendigos de nadie y que tenemos que trabajar para cobrar", dijo la mujer de la cooperativa "Texas". "Nunca trabajé en relación de dependencia. Ahora tendré cobertura social", agregó Roberto Lucena (28), de la misma asociación.

"Había trabajado seis años en un frigorífico pero, cuando cerró, me fui a Buenos Aires. En el 93 regresé y estoy desempleada desde entonces", relató Ana María Ferreyra (52) de la cooperativa "Ciudad del trabajo".

Comentá la nota