Lejos de los cargos, cerca de la política

- Matzkin, ¿se considera ya retirado de la política?

- De los cargos... de la política no.

- ¿No quiere volver más a un cargo público?

- No, ya está... 18 años como diputado, ministro, viceministro... ya está.

- ¿Y qué quiere hacer en política ahora?

- Mirá, es un vicio... lo que quiero hacer es trabajar partidariamente.

- ¿Cuál es la vida política de Jorge Matzkin actualmente?

- Hoy estoy trabajando cercano a Eduardo Duhalde, tratando de armar una conducción alternativa y distinta a la actual de Kirchner. Y aquí en la provincia hacer lo mismo.

- ¿Cree que el peronismo va a salir de su interna acá en La Pampa?

- Sí, hemos salido de cosas peores... dijo un ex presidente brasileño que en política nadie es tan enemigo como para que algún día no pueda ser su amigo.

- ¿Qué opina de Verna y de la conformación de la Línea Plural, hoy ocupando el lugar que tenía Convergencia?

- Opino que es una firma de participación... y me parece bien que trabajen políticamente, que hagan lo que tiene que hacer.

- Y de Verna no contestó. ¿Qué opina?

- Creo que ha sido un gobernador que ha hecho obras públicas...

- Matzkin, ¿qué opina de un gobierno con un poder retenido y un poco defasado del poder del gobernador, incluso en la Cámara de Diputados?

- Yo opino bien del gobernador Jorge, creo que es una buena persona, creo que es una persona honesta y en lo que respecta a la administración propiamente dicha, como administrador debe ser una de las personas que más sabe y conoce en La Pampa de este tema. Y lo va a hacer bien, creo que políticamente podría hacer un desarrollo distinto, superior, pero bueno... nadie es perfecto. El balance para mí de Jorge es positivo.

- ¿Y con Marín como anda, habla permanentemente?

- Sí, sí... pero lo veo demasiado kirchnerista todavía. Creo que se equivoca ahí donde está participando, en la conducción con Kirchner, pero yo no le voy a enseñar política a Marín. Me parece que sería un excelente presidente del partido en La Pampa. Tiene muchos antecedentes y ganas, muchas más ganas que de ser senador.

Comentá la nota