Leiva y el socialismo se comprometen a "no robar"

Leiva y el socialismo se comprometen a "no robar"
Con fuertes críticas a Kirchner, el cobismo y Carrió, lanzaron su frente y firmaron que no van a mentir ni votar contra los pobres.
Con cuestionamientos expresos al oficialismo kirchnerista y al "pseudooficialismo cobista" -y un visible malestar hacia el ARI- el ex juez federal Luis Leiva, el especialista en cooperativas Oscar Santarelli, el ex diputado provincial Manuel Liberal y el ex concejal de Las Heras Roberto Vélez, se mostraron ayer como las cabezas visibles de la firma de un compromiso público entre La Coalición (antes la Coalición Cívica que en su momento expresó a Elisa Carrió en Mendoza) y el Partido Socialista, que se referencia a nivel nacional en el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner.

Ambas fuerzas compartirán candidatos en Mendoza y sumarán votos desde dos listas "espejo" -la N° 50 del Partido Socialista y la 199 de La Coalición- ya que están vencidos los plazos legales para la inscripción de alianzas.

Frente a la Legislatura, sobre la Peatonal Sarmiento, una treintena de candidatos suscribieron su "compromiso público" de "trabajar intensamente, no mentir, no robar y no votar contra los pobres" al tiempo que se pronunciaron tanto por un "mejor funcionamiento institucional de la democracia" como por "una mejor distribución de la riqueza".

El socialismo cuenta con dos concejales en Rivadavia y uno en General Alvear y el 28 de junio los candidatos del Compromiso Público se presentarán en 14 departamentos para concejales (salvo La Paz, Santa Rosa, Malargüe y Tupungato) y en toda la provincia para legisladores provinciales y nacionales en ambas cámaras. Por primera vez en la década, el Partido Socialista y el radicalismo no irán juntos a la elección de concejales en Rivadavia y, a diferencia de las últimas elecciones, el PS y el ARI irán divididos.

Al momento de las declaraciones, el candidato a diputado nacional Leiva fue el más duro: "Nunca hubiéramos participado de esa alianza (UCR, Confe, ARI y Unión Popular). No es un espacio alternativo. Está integrado por ex menemistas que se hicieron kirchneristas y ahora son cobistas como (Guillermo) Amstutz y (Enrique) Thomas y por radicales que se fueron calificados de traidores y ahora volvieron como los mesías que van a salvar la República", dijo en referencia al vicepresidente Julio Cobos.

"Ese espacio me parece que va a estallar el 29. No tienen un acuerdo programático, no hay voluntad de una construcción que perdure en el tiempo. Buscan ganar posiciones en la elección del 28 para preservar los cargos. Nosotros no participamos porque queremos ser una alternativa al oficialismo y al pseudooficialismo", disparó.

Aunque no existieron referencias expresas, fue inocultable el malestar con los dirigentes del ARI Alejandra Naman y Néstor Piedrafita, quienes inicialmente participaron de las negociaciones para compartir una fuerza tripartita, pero -finalmente- "cerraron" su alianza con la UCR y el Confe. En los corrillos políticos se atribuye la decisión del ARI provincial a una orden expresa desde la conducción nacional, como parte de los acuerdos de Elisa Carrió y Julio Cobos.

"Hay que entender que ésta es una elección netamente provincial, aunque se elijan legisladores nacionales, porque representarán a la provincia de Mendoza. Es aquí en el distrito donde se debe decidir cómo se hacen las alianzas y no estar pidiendo autorizaciones o beneplácitos nacionales a pesar de las pertenencias partidarias", afirmó Leiva, colocándose al borde de un distanciamiento con la propia Carrió.

A la hora de hablar de Cristina y Néstor Kirchner, el ex magistrado que hace una década ordenó la captura del empresario Raúl Moneta, siguió golpeando: "Las Legislaturas y el Congreso se han degradado en su función de legislar y controlar. El Congreso parece una oficina legitimadora del matrimonio presidencial.

Existe un manejo indiscriminado de fondos que son sustraídos a provincias como Mendoza, lo que hace que los gobernadores deban mendigar recursos". Y concluyó: "Los gobernadores (mendocinos) de los últimos veinte años han sido genuflexos ante el poder central".

A su turno el socialista Oscar Santarelli prefirió otro tono. "Buscamos construir un espacio alternativo al oficialismo en el país y en la provincia. Nuestras listas comunes se suman para ofrecer a la ciudadanía un voto útil. Esto es parte de la construcción de alternativas, con la existencia de matices distintos. Aquí en Mendoza hay que aplicar la experiencia del Frente Amplio uruguayo, de la Concertación chilena y del Frente Progresista de Santa Fe, donde la unidad es una fortaleza y la diversidad una riqueza", concluyó.

Comentá la nota