Leiva: "Se hubiese podido enfrentar las lluvias en mejores condiciones"

Los ediles recibieron al secretario de Obras Hídricas del municipio que brindó información, luego de las intensas lluvias, sobre la situación de los desagües, reservorios, bombas y obras que faltan en la ciudad.
El secretario de Obras Públicas municipal Roberto Porta, acompañado por el de Riesgo Hídrico, Eduardo Aguirre Madariaga, concurrió al Concejo, tras ser citado para informar sobre diferentes situaciones ocurridas durante las últimas lluvias en la ciudad.

De la reunión tomaron parte los concejales Jorge Henn, Noelia Chiementín, Adriana Molina, Carlos Suárez, Carlos Pereira (FPCyS), Luciano Leiva (FPV), María Lastra, Alejandra Obeid (SFF) y Héctor Acuña (SFC).

El encuentro fue solicitado en la última sesión a través de un proyecto presentado por Luciano Leiva y aprobado por unanimidad. Por entonces, el concejal justificaba su iniciativa, diciendo que necesitaban conocer "en qué estado se encuentra el plan de obras, cuáles son las causas por las que esta vez en algunas viviendas donde antes no entraba agua se inundaron y por qué algunas obras que debieron haberse iniciado, como por ejemplo los desagües troncales de Larrea o Roca, no se iniciaron, siendo que estaban proyectadas y adjudicadas hacia fines de 2007". El edil también planteó la necesidad de que la Municipalidad responda sobre "las bombas que debieron haber estado y no estaban, por qué las estaciones de bombeo 5, 6 y 7 no tienen todavía fluido eléctrico sino solamente grupos electrógenos".

El funcionario municipal se refirió a que el municipio destinó "157 millones a lo largo de estos dos años, en que venimos gestionando y proyectando obras, como es el caso del canal Larrea". También incluyó a las "que gestionamos con la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, como es la continuidad de los desagües Lavaisse y Entre Ríos y la ampliación de alcantarillas, esto es el trasvase de reservorios y las estaciones de bombeo".

Algunas respuestas

En diálogo con El Litoral, Leiva destacó la importancia de la reunión. "Se nos informó sobre las inversiones y actualización de precios con dinero de la Nación en los desagües Entre Ríos y Lavaisse, también en la realización de alcantarillas".

Sobre los motivos de la paralización de obras como el canal Larrea que desagota buena parte de la zona norte de la ciudad, que ya estaban adjudicadas en 2007, Leiva dijo que ante la consulta Porta explicó que "hubo un episodio jurídico entre dos empresas que demoró la ejecución".

Al respecto el concejal señaló que "esa mora por cuestiones jurídicas, a mi juicio, podrían haber sido salvadas previamente".

"El secretario confirmó la idea que teníamos de que se hubiese podido enfrentar las lluvias en mejores condiciones", apuntó Leiva y agregó que "también habló de demoras en la ejecución de reservorios por problemas con las empresas adjudicatarias".

Por último, el edil se mostró preocupado, tras el reconocimiento por parte de Porta, de que "era recomendable bajar el nivel de agua que ponía a funcionar las motobombas y que no hubo una explicación clara de los motivos por los cuales no se contaba con el debido fluido eléctrico para las estaciones 6 y 7".

Héctor Acuña -SCC- también se mostró interesado en la reunión y lo dejó claro en su alocución durante la última sesión del cuerpo legislativo.

"Según lo que dijo el funcionario, efectivamente todavía no está concretado al 100 por ciento el trabajo de las estaciones de bombeo.

Para eso hay que, por ejemplo, solucionar la provisión de energía eléctrica, ya que fracasaron dos licitaciones realizadas por la provincia", señaló y sumó que "el oficialismo ayer le dio la razón sobre las cuestiones que advertimos en el recinto".

Durante el encuentro, Acuña le recordó a Porta que tiene elaborado un proyecto que presentó al Concejo, a principio del año legislativo, en el que se contempla la creación de guardias urbanas para custodiar las bombas. La referencia del edil se produjo cuando el secretario señaló estar preocupado por la acumulación de basura que obstruye el escurrimiento del agua.

Finalmente, Acuña dijo que Porta informó que anualmente el municipio abonaba a la empresa encargada de mantener el sistema de escurrimiento y reservorios 24 millones de pesos. Esas mismas tareas por administración costarían 16 millones y se debería invertir antes 5 millones en equipamiento.

"La Municipalidad en un año se ahorraría 3 millones de pesos; pero Porta dijo que no pueden incluir esos 24 millones en el presupuesto municipal para destinarlos a obras hídricas, entonces esperan que sea dinero que llegue de la Nación o la provincia", relató el concejal.

"Estamos sujetos a ese dinero y eso refleja que no existe la voluntad por parte del municipio de invertir el 50% de recursos propios en tareas hídricas como se lo pidió el cuerpo", disparó Acuña.

Comentá la nota