Leishmaniasis: otro caso en Monte Caseros

Es el segundo en menos de un mes y corresponde a una familia ubicada en la zona periférica. Fue confirmado tras un estudio y aumentaron los controles sobre el vector.
Una mascota de la zona periférica de la localidad de Monte Caseros fue pasible de análisis al presentar sintomatología compatible con la parasitosis. Los estudios confirmaron las sospechas dando resultado positivo.

Este caso es el segundo manifestado en Caseros en menos de un mes, ya que a principios de enero se conocía los resultados positivos efectuados a una mascota de una familia de la zona centro de dicha ciudad.

El primer animal afectado con leishmaniasis provenía de una localidad al Norte de la provincia, por lo que se trató como un caso aislado. Sin embargo en esta oportunidad el perro pertenece a una familia de la zona peri-urbana que en ningún momento se trasladó a algún lugar.

“Hemos realizado los procedimientos correspondientes para este tipo de situación. Se ha realizado ya el anillado y la fumigación en un radio de 150 kilómetros tendiente a erradicar el vector, que en este caso sabemos que fue positivo, ya que el animal presentó signos clínicos que fueron luego confirmados por laboratorio”, indico el director de Bromatología y Saneamiento Ambiental de Monte Caseros, Enrique Vianna, al portal local, Tiempo de Noticias.

Consultado el medico veterinario sobre las medidas que deberían ser tomadas por los vecinos, recomendó mantener la calma y ceñirse a las normas de higiene recomendadas ya para contener la reproducción de otros vectores.

“No hay que preocuparse pero es importante tener en consideración que esta enfermedad ya está entre nosotros, contamos ya con casos genuinos y esto sirve para tomar algunos recaudos.

Misiones: preocupa el aumento de infectados

Desde el Ministerio de Salud Pública de Misiones confirmaron que la tercera paciente con la afección es una joven de 18 años que vive en la chacra 138, quien ingresó con un cuadro clínico de palidez, decaimiento, adelgazamiento y agrandamiento del hígado.

La primera víctima fue en 2006, una niña que terminó por fallecer después de que no pudieran acertarle en el diagnóstico a pesar de la internación en el hospital de pediatría “Juan Garrahan” de Buenos Aires.

A partir de allí se fueron registrando 36 casos en humanos, de los cuales murieron tres más, que se sumaron a los más de mil perros infectados con el parásito.

La confirmación llegó el jueves, cuando desde el Ministerio emitieron un comunicado informando que la paciente estaba internada en la sala cuatro del hospital Ramón Madariaga.

Su cuadro clínico es estable, recuperándose como producto de la ingesta de la medicación específica para el caso mientras en su barrio la Municipalidad de Posadas realiza trabajos de prevención en los que se destaca las charlas con vecinos como fumigaciones específicas.

En cuanto al área de epidemiología, se está trabajando en la conformación de parámetros comunes para la enfermedad, teniendo en cuenta que, en un principio, los infectados eran niños y ancianos, mientras que después se registraron en adultos, sobre todo hombres; mientras que los últimos fueron en jóvenes de ambos sexos.

Además se encuentran trabajando epidemiólogos y especialistas en vectores de la Nación, en el estudio de los vectores que fueron atrapados con trampas específicas que se colocaron en los lugares donde hubo infectados.

Entre los vecinos existe temor porque muchos se animan a decir que “el Ministerio esconde casos” y dan cuenta de vecinos que supuestamente fueron infectados por el mosquito y, a su vez, acusan a sus autoridades por una supuesta inacción cuando comenzaron a aparecer los primeros infectados. (Época)

Comentá la nota