Leishmaniasis: no hay nuevos casos humanos, pero sí más municipios con perros enfermos

El jefe de Vigilancia Epidemiológica Jorge Gutiérrez informó que los hijos del hombre de Candelaria con leishmaniasis no tendrían leishmaniasis, al menos a los cuatro niños con problemas de salud se le hicieron los estudios y los dos primeros resultados dieron negativo, estimándose que otro tanto ocurrirá con los otros dos. Explicó que el hombre tiene 11 hijos y la visita sanitaria realizada a su casa determinó que la familia vivía en hacinamiento.
"En realidad hicimos una inspección más sanitaria que epidemiológica, y procedimos de este modo para descartar la enfermedad y ver el estado de salud de la familia", añadió. Gutiérrez recordó que "la leishmaniasis es una enfermedad que no se transmite de persona a persona, sino que está relacionada del carácter inmunológico de hijos o personas que conviven con el enfermo".

Manifestó que igualmente se inspeccionaron allí corrales, gallineros, cantidad de perros en esa vivienda y en el vecindario. "No hemos registrado nuevos casos pero nos preocupa el hecho de que aparecen perros enfermos cada vez en un mayor número de peros enfermos. En año pasado se sumaron dos municipios y este año tres y es sabido que a los dos años de aparición de la enfermedad en canes aparecen casos humanos".

Indicó que ahora hay perros enfermos en Concepción de la Sierra, San Javier y Candelaria, tras haberse registrado en Santa Ana y San Vicente. "Por eso insistimos ante las autoridades municipales sobre la necesidad de tener una política en este sentido. Hemos dado una charla también en Candelaria explicando sobre la tenencia responsable de mascotas y en el caso de las Intendencias sobre la necesidad de controlar los perros vagabundos". Comentó que en todos los casos un perro con leishmaniasis "debe ser sacrificado. Porque el perro no se cura y es foco de contagio para otros animales".

Comentá la nota