La Legislatura, con el voto de la Alianza, elevó al 21 por ciento el fondo de participación municipal

El diálogo y acercamiento entre el gobierno provincial y los legisladores de los distintos bloques políticos realizado en los últimos días, no frenó a la oposición y menos hizo que se echen atrás en aprobar distintos proyectos que condicionan el manejo de los fondos del Estado.
Por eso en la sesión de ayer alteraran el orden del día para que la primera ley aprobada en el recinto sea justamente la modificación de la ley de participación municipal, elevando el porcentaje de la masa a distribuir entre las comunas chaqueña a 21 por ciento, iniciativa que levantó polémica y discusión en el recinto legislativo, ley que se aprobó solamente con el voto de la Alianza.

El proyecto parlamentario llegó al recinto con un despacho de los legisladores aliancistas en el que impulsaban llevar ese fondo al 25 por ciento, sin embargo en la sesión hicieron la consideración que en el bloque habían consensuado bajarlo al 21 por ciento, otro motivo por el cual desde el justicialismo y el Frente Grande cuestionaron a la mayoría parlamentaria y rechazaron el proyecto, voto en contra al que se sumó el ARI. De esta manera fue sancionado con 18 votos a favor y 13 en contra.

Explicaciones y cuestionamientos

El legislador Eduardo Siri fue el encargado de fundamentar la necesidad de aprobar la normativa que impulsaron, recordando que hay proyectos históricos sobre este tema, haciendo referencia a los presentados en su época por Danilo Baroni o por el actual vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff que tienen las mismas características al que más tarde aprobarían. “Creemos necesario que para lograr la autonomía de nuestros municipios, debemos tomar medidas concretas y fehacientes a fin de garantizar en forma indispensable los recursos mínimos que puedan contar las comunas de la provincia”.

Ni bien finalizó su explicación pidiendo la aprobación, el legislador del Frente Grande, Daniel San Cristóbal pidió que se diga cual era la incidencia presupuestaria de esta modificación de la ley. El justicialista Oscar Raffín apuntaló el reclamo de su par y dijo por los diputados aliancistas que “no tienen ni idea de lo que están hablando” y agregó que “hablar de aumentar la cifra de coparticipación sin estudio serio, sin escala de municipios, sin tener informes del ejecutivo de economía, es poco serio. Este es un tema vital y no se hicieron cálculos de la incidencia en el presupuesto”.

San Cristóbal reprochó a la oposición sosteniendo que “el ejecutivo no piensa que esta Cámara pueda hacer tamaña tropelía” y recordó que el sábado en el encuentro con el gobernador Jorge Capitanich se habló de diálogo, agenda común pero en ningún momento la Alianza levantaron la mano para decir lo que estaban pensando.

Como desde ese bloque no hicieron mención a la incidencia presupuestaria, hizo saber que cada punto de participación que se eleve significa 36 millones de pesos.

“Me parece un despropósito y el descuento que ofrecen hoy me parece menos serio. El lunes sacan un despacho con un porcentaje y hoy un descuento. Me parece de muy poca seriedad la iniciativa y la ley y espero que sea vetada por el Ejecutivo”.

Si bien la mayoría de las críticas partieron desde los bloques cercanos al gobierno Juan José Bergia que finalmente apoyo la normativa, hizo serias críticas de cómo se trabajo el tema y del fracaso que significó la conformación del foro debate del fondo coparticipación. “Tuvimos un cachetazo porque de las dos convocatorias realizadas no participó el gobierno. No tuvimos éxito con el foro, al gobierno no le interesó, al bloque oficialista y al que pertenezco tampoco les interesó. Estoy convencido que era el camino debatir esto y desde el oficialismo se fue negando este debate como nosotros hicimos lo mismo durante 12 años”.

También hizo referencia a que este incremento del porcentaje implicaría 165 millones de pesos y expresó que “la Alianza no militó para producir una votación y los justicialistas no lo hicieron por obediencia debida”.

“Esta es la Legislatura que tenemos. Creo que la polaridad y la divergencia que hay, no conduce a nada. Hay que reconocer que no hemos trabajado para nada y la Subsecretaria de Municipios se hizo la distraída. Tenemos todos los números que ingresan a la provincia, y sabemos que se puede. Voy acompañar el proyecto porque tuve la sana intención de hacer algo distinto, lamentablemente no se pudo, por impericias propias, por ser crédulo. No me voy contento con esto que es un nuevo fracaso a poder encontrar un camino de diálogo y propuestas concretas a un sector que está pasando un momento malo”.

Luego se fueron sumando otras voces al debate que duró más de dos horas, donde María Lidia Cáceres lamentó lo que sucedía y que esto iba a quedar en la historia institucional de la provincia, resaltando que la Alianza estaba demostrando que “es una mayoría dictatorial”. El presidente del bloque justicialista Ricardo Sánchez, dijo que “esto se da de patadas con este diálogo que queremos construir entre la mayoría de la legislatura y el gobierno. No pensé que el bloque mayoritario iba a avanzar como para sancionar una ley que sabe tiene derecho de veto seguro, que saben esto es impracticable”.

El debate lo cerró el aliancista Hugo Maldonado que en una extensa fundamentación expresó que bajaron el porcentaje porque dentro del propio bloque al que pertenece hubo desencuentros para llegar a lo que finalmente votaron. “No somos golpistas como se nos dijo aquí. Nosotros somos la mayoría y no hay otra forma de expresarnos que a través de la votación. Estamos haciendo uso de las herramientas que nos da el sistema, y no es el ejercicio demoníaco de la Alianza como quieren hacer ver. Otra forma sería encadenar intendentes frente a Casa de Gobierno que son recursos que se utilizaron en la vida política chaqueña”.

La ley sancionada

La normativa sancionada establece la modificación del artículo 2 de la ley de Fondo de Participación Municipal, la que dispusieron estará integrada por el 21 por ciento de los ingresos percibidos por la provincia en concepto de Impuestos sobre los Ingresos Brutos; Impuestos de Sellos; Régimen de Coparticipación de Impuestos Nacionales o convenios equivalentes, no pudiendo deducirse ninguna retención que la Nación por acreencias realice a la Provincia”.

Comentá la nota