La Legislatura a última hora aprobó la convocatoria a paritarias de estatales

Poco antes de la medianoche, los diputados chaqueños debatieron y aprobaron el proyecto por el que instrumenta un régimen de negociaciones colectivas, tema que venía en discusión desde el año pasado y al que se fueron agregando durante todo este tiempo cerca de siete expedientes que complementaban la propuesta.
Luego de discusiones y explicaciones por parte de los bloques políticos, la Alianza hizo prevalecer su número para aprobar su despacho el que se diferencia del presentado por el oficialismo respecto a quienes podrán intervenir en las paritarias, tema que generó enfrentamientos durante todo el año entre los sindicatos con personería gremial y aquellos que no la poseen.

Estas diferencias venían frenando la discusión en el recinto, a tal punto que el proyecto desde el mes de marzo tenía despacho dividido y no hubo forma de conciliar un texto común, por lo que siete meses más tarde se puso a consideración para la aprobación del Cuerpo.

El justicialismo proponía que por la parte trabajadora la representación de los empleados públicos sea ejercida por las asociaciones sindicales, uniones o federaciones con personería gremial y ámbito de actuación personal y territorial. En tanto que el texto aprobado fue el de la Alianza con características más amplias ya que la representación de los empleados públicos será ejercida por todas las asociaciones sindicales, uniones o federaciones que hayan cumplido con el requisito de la inscripción ante el Registro existente en la Dirección Provincial del Trabajo con una antigüedad mínima de un año, quitándose a último momento el párrafo que establecía que para participar los gremios debían tener un mínimo del cinco por ciento de afiliados sobre el total de los trabajadores del organismo o sector que sea del ámbito de actuación. Esto habilita a todas las asociaciones existentes a tomar parte de la paritaria.

Si existiera más de una organización sindical con capacidad de negociar, corresponderá un número de representantes proporcional a la cantidad de afiliados activos, otorgándosele a cada una de ellas la cantidad de representantes o votos que surjan de la división entre el número de los afiliados de las mismas y aquel que corresponda al gremio de menor cantidad de afiliados. En todos los casos las representaciones deberán integrarse respetando el cupo femenino, previsto en la legislación electoral.

El Frente Grande y el bloque Libres del Sur decidieron no apoyar ninguno de los dos despachos y más allá de hacer algunas aclaraciones pidieron autorización y se abstuvieron a la hora de votar. Dejaron claro que estaban de acuerdo en ampliar la participación de los gremios sosteniendo que el arco gremial es más amplio que los que tienen personería, sin embargo también sostuvieron que debía ser más contundente en los requisitos y más claros en la determinación de las proporcionalidades.

Así como levantó polémica durante los últimos meses, la aprobación de esta ley enviada por el Ejecutivo podría tener vetos parciales en caso de no aceptar las reformas establecidas por la Alianza. Asimismo los gremios con personería gremial, fueron los principales impulsores para que se espete su condición por sobre los otros sindicatos.

Cabe destacar que la normativa establece las negociaciones colectivas entre el Poder Ejecutivo, en su ámbito central, los entes autárquicos o descentralizados y sus empleados, pero también dispone la posibilidad que se adhieran el Poder Legislativo, Poder Judicial, la Tesorería General, la Contaduría General, el Tribunal de Cuentas, la Fiscalía de Estado y las municipalidades.

Fabio Molina

Comentá la nota