*La Legislatura reflejó el momento electoral

La sesión transcurrió con debates entre oposición y oficialismo en temas que habían tenido repercusión mediática en días anteriores a la sesión, como la cárcel de Senillosa. El MPN reaccionó con dureza y no permitió que prosperara ningún tipo de cuestionamiento.
Los diputados del oficialismo en la Legislatura neuquina contestaron a la ofensiva opositora con dos drásticas negativas durante la sesión de este miércoles: primero, el MPN defendió la construcción de la cárcel de Senillosa, y sostuvo que en todo caso había que comenzar a utilizarla, en respuesta a los cuestionamientos que la oposición había hecho al estado del edificio todavía no inaugurado; y después, se rechazó velozmente un pedido de informes sobre contaminación en los ríos por desechos de las plantas de tratamiento del EPAS.

Confirmando lo que se había visto en la semana, los diputados de la Concertación volvieron sobre la polémica del control ambiental del Estado a las empresas petroleras, tema que había sido desarrollado también en una conferencia de prensa el día anterior a la sesión (ver nota aparte). El oficialismo ignoró esta cuestión, que fue respondida por el secretario de Recursos Naturales, Guillermo Cocco (ver nota aparte).

Sobre la cárcel de Senillosa, los diputados de la Concertación objetaron aspectos edilicios, presupuestarios y de funcionamiento que ya habían sido generosamente anticipados en una recorrida por los edificios del complejo carcelario, y posterior conferencia de prensa.

El oficialismo defendió la construcción del complejo –realizada durante la anterior gestión de gobierno- e incluso el vocero del bloque del MPN en el tema, Darío Mattio, fue muy enfático al destacar que "no es un capricho de un gobernador trasnochado sino una política carcelaria que empezó con Nación en el año 2003".

Mattio agregó que el compromiso inicial del gobierno nacional era realizar un aporte de 9,3 millones de pesos -que no se concretó- y la provincia asumió el costo total del edificio carcelario.

"Estoy orgulloso de que la obra se haya hecho", afirmó el legislador del MPN y recordó el convenio firmado entre Nación, provincia y municipio.

Previo a ello, el diputado Marcelo Inaudi, de la Concertación, expuso la situación de hacinamiento de condenados y procesados en cárceles de la provincia frente a una obra que se encuentra deshabitada. En el mismo sentido, su par de bancada Ariel Kogan cuestionó al gobierno anterior y al actual por el estado de la obra. No se innovó sobre lo que ya se había dicho a los medios de prensa.

La Cámara rechazó después un pedido de informe al Ejecutivo sobre contaminación de los ríos Limay y Neuquén por efluentes que se vierten sin tratamiento previo. La presentación corrió por cuenta de la diputada Paula Sánchez (Libres del Sur). Desde el oficialismo Graciela Muñiz Saavedra defendió el trabajo en comisión para analizar dichos temas.

Comentá la nota