Legislatura: priorizarán proyectos sobre salud, seguridad y economía

Luego de las elecciones y el receso invernal, el foco seguirá puesto en la emergencia sanitaria y en la crisis económica. La reforma del Poder Judicial y el Código de Faltas son los temas pendientes.

Pasada la marea eleccionaria, la Legislatura volverá a su ritmo normal después del receso invernal. En la última semana de julio se aprestará a transitar lo que resta del año con proyectos más de orden técnico que relacionados con lo estrictamente político. Los últimos escasean en la agenda de los legisladores que no saben qué actitud tomará el Ejecutivo para definir el tratamiento de cuestiones ríspidas y de estricto tono político.

En cambio, senadores y diputados creen que el tema sanitario va a seguir dominando la agenda legislativa -en medio de una pandemia y de la posibilidad de que el dengue resurja con los primeros calores-. Incluso, la Cámara baja todavía debe ratificar la Emergencia Sanitaria decretada por el Ejecutivo porque no hubo acuerdo legislativo a la que pretenden agregar un artículo vinculado con el control de gastos y destino de los fondos.

Algunos proyectos en danza, en tanto, se presentan como de influencia más inmediata en el quehacer cotidiano de los ciudadanos (ver aparte) pero no siempre aparecen en la prioridad de las sesiones.

Además de la salud, los legisladores creen que deberán seguir trabajando sobre seguridad así como sobre asuntos relacionados con la crisis económica agravada por la epidemia. A pesar del batacazo logrado por el Frente Cívico en las elecciones y del poder que esta alianza de partidos ya empieza a manifestar en la Casa de las Leyes, la mayoría coincide en esperar gestos del Gobierno para generar o trabajar sobre hechos políticos.

A partir de agosto, los bloques darán tratamiento y estudio los tres proyectos que el Ejecutivo había enviado tres semanas antes de las elecciones para reformar el Poder Judicial y tratar de imprimir mayor celeridad a algunas tareas. Entonces, ni siquiera el presidente de la Corte, Jorge Nanclares, había querido pronunciarse sobre el tema debido a la campaña electoral. Por eso, es probable que ahora los temas sean retomados rápidamente.

Además, la mayoría coincide en señalar que ya es hora de aprobar el Código de Faltas, estancado en Diputados por el desacuerdo en un par de artículos polémicos como el de la prohibición de las manifestaciones callejeras.

"Después del acuerdo social por la seguridad, es preciso tratarlo, aunque cambien algunos puntos", opinó el senador demócrata Carlos Aguinaga. Por su lado, el diputado radical Mariano Ficarra también insistió en terminar de dar forma a los proyectos relacionados con la seguridad que quedaron colgados por discrepancias en algunos puntos.

La reforma a la Ley de Coparticipación Municipal reclamada desde hace tiempo por la oposición es otro punto que puede traer álgidas discusiones políticas pero que no tendría un tratamiento en el corto plazo.

Es que desde la Comisión de Hacienda de Diputados han enviado los proyectos existentes al Ministerio de Hacienda para que desde allí se elabore un dictamen y se puedan unificar posturas. "Si lo llegamos a tratar, no creo que pueda influir en la ley de presupuesto de este año", aclaró el justicialista Jorge Tanús.

Otra cuestión que preocupa a los miembros de las Cámaras es el déficit en la recaudación que parece no tener vuelta a esta altura del año. Más que una cuestión política, dicen, se trata de cómo el Ejecutivo saldará sus cuentas.

Por eso, es probable que antes del tratamiento del reparto del dinero de 2010, los legisladores intenten conocer a fondo cómo se redistribuirán los gastos de este año y a quién se le pedirá dinero prestado si es que aparece esa opción.

"Es un tema muy grave que viene muy complicado", resumió el senador cobista Aníbal Rodríguez mientras que el diputado Daniel Cassia -del justicialismo disidente- reclamó un cambio de actitud del oficialismo para poder trabajar temas comunes.

Pendientes

Además del Código de Faltas y de la ratificación de la Emergencia Sanitaria, en la Cámara de Diputados hay dos temas pendientes relacionados con la recientemente sancionada Ley de Uso del Suelo.

Se trata de la ley de Catastro -que pertenece a Roberto Blanco y tienen un año de trabajo en Comisiones- y la de Loteos. Ambas se convertirán en una especie de aplicación de la norma que regula la utilización del territorio mendocino así como es probable que modifiquen ciertas cargas impositivas.

También en Diputados está por ratificarse el financiamiento del Parque de Servicios e Industrias de Palmira (PASIP) que el Gobierno construirá junto con capitales privados. Un proyecto sancionado en el Senado con el objetivo de controlar las regalías petrolíferas en tiempo real también espera la aprobación en este recinto.

Con la relativa paralización de cuestiones importantes debido a las elecciones y los temas urgentes a resolver, la Legislatura no podrá perder un minuto si pretende saldar sus asuntos pendientes antes de que termine el año

Comentá la nota