"No voy a ir a la Legislatura a poner palos en la rueda"

El ex intendente de Sáenz Peña y diputado electo, Carim Peche, dijo que se lo dijo al gobernador Jorge Capitanich, y ahora lo hizo público: "Si necesita una herramienta para el crecimiento y desarrollo de la provincia, para apoyar a los productores, industriales o comerciantes, la va a tener. Yo no llego a la Legislatura para poner palos en la rueda".
También marcó que quiere trabajar por el Chaco en serio porque "me parece que tenemos que pensar qué provincia y qué país le dejamos a nuestros hijos y a nuestros nietos". En ese sentido apuntó que "más allá de alguna diferencia en algunas cuestiones que puedo tener, lo que está bien reconozco y hacer una oposición destructiva a nadie sirve".

"La sociedad pide que los dirigentes políticos estemos por encima de estas cosas, que trabajemos para los intereses de los chaqueños y para el bien común", remarcó y reiteró su voluntad de trabajar en favor de las cuestiones que hacen a la provincia del Chaco.

Muy lejos

El resultado electoral del domingo dejó en posiciones expectantes a dos dirigentes radicales de cara al 2011: a Peche y a Aída Ayala. "Ella hizo una excelente elección también, pero el 2011 está lejos, y creo que debemos ocuparnos de otras situaciones. Ojalá Dios quiera que me equivoque, creo que van a venir momentos duros en la Argentina y ojalá no sea así. Todos queremos lo mejor para nuestra patria y nuestra provincia", indicó el saenzpeñense.

"Me parece que debemos consensuar una agenda legislativa y tratar de ver lo necesario para el despegue definitivo de nuestra provincia", propuso y después señaló la conveniencia "de pensar en las cuestiones difíciles que vamos atravesar. Después se verá si se discutirán algunas otras cuestiones. A la sociedad no le interesa si me peleo o no con Capitanich. La gente quiere respuestas los problemas de vivienda, educación, salud y seguridad".

Entiende que esos problemas deben ser abordados "entre todos, porque tampoco podemos tirarle la pelota a un gobierno" y pidió "ser responsables y tratar de resolverlos entre todos".

Algunas molestias

Peche se molestó porque en la jornada del domingo, cuando aún se votaba en algunas escuelas, a las 18 y 10 el encuestador Elías y el señor gobernador salieron por una emisora radial de Resistencia e informaron que en Sáenz Peña había un empate técnico y que iba a ganar el Frente Chaco Merece Más, cuando el triunfo fue para la Alianza por más de 6.700 votos.

El dirigente se quejó porque hubo escuelas en las que se sufragó hasta las 19,30. "Este fue un mensaje muy fuerte porque el gobernador se instaló en Sáenz Peña durante 20 días con su gabinete y diputados haciendo anuncios electorales, por ejemplo iniciaron 4 cuadras de pavimento cuando anunciaron 1.000 en el 2007", apuntó.

Por eso sostuvo que a las cosas no hay que anunciarlas sino que "hay que hacerlas, pero más allá de eso hubo muchos anuncios y no se hicieron las cosas, por eso la gente de Sáenz Peña me acompañó como lo hizo".

"Nosotros ganamos en todas las mesas del campo pero la diferencia fue de 500 votos", admitió Peche con lo quedó en claro que el apoyo mayoritario a la Alianza surgió de los electores urbanos. Según dijo el mensaje de la sociedad fue "muy fuerte para el kirchnerismo, al que le dijeron basta, hasta acá llegamos y a partir del 29 se construye una nueva Argentina".

Por eso entendió que el gobernador "va a tener que pensar muy seriamente porque es el alumno predilecto del kirchnerismo, acá en el Chaco, y va a tener que pensar seriamente cómo sigue el país para adelante".

Comentá la nota