La Legislatura dio otro paso para la puesta en práctica del nuevo Código Procesal Penal

Tres de las cinco leyes, que forman parte del paquete que envió el poder Ejecutivo, recibieron media sanción. Raúl Lamberto sostuvo que "con estas tres leyes se genera un andamiaje definitivo para ir colocando en marcha plena este proceso que tanto necesita el sistema judicial penal de esta provincia". Lagna desde el justicialismo marcó diferencias sobre la Acusación y la Defensa y justificó la abstención de la oposición.
La Cámara de Diputados dio ayer media sanción a tres de las cinco leyes que forman parte del paquete del Poder Ejecutivo para el pleno funcionamiento del nuevo código.

Uno de los proyectos votados fue la Organización de Tribunales Penales y Gestión Judicial, que establece una Justicia Penal separada, organizada por Colegios y que redefine el rol de los jueces penales.

El segundo mensaje refiere al Servicio Público Provincial de Defensa Penal, que establece -además del sistema de defensa público y gratuito y del privado tradicional- un tercero con tarifa social, a través de convenios con los Colegios de Abogados.

En tanto, el tercer proyecto es el de la creación del Ministerio Público de Acusación, que tendrá a su cargo la persecución penal en la provincia, con instancias de participación ciudadana.

El primero de los textos recibió el apoyo de todos los bloques, a diferencia de los dos restantes, en los que las bancadas peronistas decidieron abstenerse aduciendo diferencias "filosóficas" con los mensajes oficiales.

En la sesión de anoche, el diputado socialista Raúl Lamberto manifestó que "si bien estas normas obran en tres mensajes separados nos parece que son parte indisoluble de la implementación de lo que sería la tercera etapa de esta modificación de un sistema penal inquisitivo hacia la conformación de un sistema penal de base acusatoria. Estamos caminando a dejar de la lado la estructura que sostiene que un mismo magistrado investiga, acusa y juzga para ir a una estructura donde tengamos fiscales que lleven adelante el proceso investigativo".

"Nos parece que con estas tres leyes se genera un andamiaje definitivo para ir colocando en marcha plena este proceso que tanto necesita el sistema judicial penal de esta provincia", remarcó Lamberto.

Por su parte, Jorge Lagna, diputado provincial del partido justicialista, opinó que "tenemos discrepancias muy fuertes y diferencias conceptuales con el modo con el que se quiere instaurar el ministerio público en Santa Fe. Este modelo de dos ministerios, que se pergeñó en el laboratorio de juristas comandado por el Dr. Superti, hubiese nacido mejor parido si el debate que se dio en la Comisión de Planeamiento estratégico se hubiera dado ahora".

Además, el diputado provincial del partido justicialista subrayó que "nosotros somos partidarios de otro modelo, de un solo ministerio público, encuadrado en el Poder Judicial y con autonomía funcional. El olimpo supertiano está empañando las buenas intenciones del gobernador".

Por otra parte, la Cámara Baja también dio media sanción a un mensaje oficial por el cual se crea un Tribunal Colegiado de Familia en Santa Fe y otro en Rosario, y juzgados de primera instancia con competencia en cuestiones de familia en diferentes distritos

Comentá la nota