Legislatura y Oikos piden más información sobre San Jorge

Piden al Gobierno suspender el proceso de consulta pública, ya que los únicos datos disponibles sobre el proyecto son los aportados por la empresa. Retraso en la UTN.
La organización del tercer sector, Oikos Red Ambiental, solicitó ayer a la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia ampliar la información sobre el proyecto de explotación de oro y cobre en Uspallata, ya que la única disponible hasta ahora es la aportada por la propia empresa minera San Jorge S.A.

En tanto, desde la Legislatura, senadores de la oposición salieron también a pedir más información sobre el proyecto, mientras que el Gobierno y la minera intentaron aplacar los ánimos afirmando que están trabajando en eso y siempre cumpliendo con la ley.

El pedido de Oikos apunta a interrumpir la consulta pública, ya que "hay preocupación e incertidumbre científica debido a que los informes hasta ahora aportados han sido emitidos por la empresa minera", señaló Eduardo Sosa, presidente de la red, para quien esta situación "viola el derecho que garantiza el acceso a la información".

En suma, la red ambientalista solicita a la Secretaría de Medio Ambiente que se suspenda la consulta pública hasta tanto se presente el dictamen técnico que elabora la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y se reinicie el proceso a partir de 60 días de dicha presentación.

Piden también que se indiquen las razones por las cuales aún no se ha librado a la consulta pública el dictamen técnico elaborado por la UTN ni se informa sobre la nómina de profesionales que elabora dicho dictamen.

Según Sosa, "la empresa cumple con la ley pero quedan interrogantes que documentar".

Por su lado, la senadora provincial, Alejandra Naman (ARI) también elevó un pedido de informe en la búsqueda de profundizar el estudio de la documentación disponible.

En este sentido destacó su "ocupación sobre el uso del agua (por parte de la minera) y la determinación efectiva de cuántos litros cúbicos por segundo serán necesarios del Arroyo del Tigre para esta actividad".

También ha remitido a la Secretaría de Medio Ambiente un pedido con los detalles de los informes sobre la gente del lugar, la posible afectación a los glaciares y la polución en el ecosistema.

El director de Saneamiento y Control Ambiental, Ricardo Debandi, dijo que "estamos en los términos legales. La consulta pública no se debería suspender, ya que se está cumpliendo con todas las etapas de leyes y decretos".

En su opinión "no es bueno que se corte la consulta" y agregó que "la semana próxima la UTN daría el dictamen técnico". El funcionario trató de explicar que están en un proceso de evaluación y análisis y que faltan los dictámenes de los diferentes sectores y organismos evaluadores, para concluir que la "consulta pública es la que garantiza este proceso".

Desde la empresa San Jorge, Pablo Alonso, gerente de Medio Ambiente, sostuvo que la empresa ha presentado el informe de impacto ambiental y que se espera el dictamen técnico de la UTN el cual "está demorado porque se solicitó ampliación de la información y será entregado posiblemente a fines de agosto".

Según el proceso regido por ley, se espera dicho dictamen para que, junto con los resultados de la consulta pública, se prosiga a la solicitud de los dictámenes sectoriales y las observaciones resultantes de todo ese proceso.

Alonso aclaró que "no se debe confundir la consulta pública, según dicta el decreto, con la audiencia pública, ya que en esta última se conocerá no sólo lo que la empresa propone hacer sino también lo que los órganos competentes entiendan como factible y las objeciones técnicas de la comunidad".

Comentá la nota