Legislatura – Ministro de Economía: un sainete que nos perjudica a todos

Tras otra muestra de incapacidad política, funcionarios del Poder Ejecutivo y legisladores de la oposición protagonizaron una nueva y decadente demostración de irresponsabilidad institucional que impidió que la Provincia contara con la herramienta que le hubiera permitido acceder a 20 millones de pesos ante de fin de mes.
Funcionarios del Poder Ejecutivo y representantes de la oposición legislativa protagonizaron ayer una nueva y decadente demostración de irresponsabilidad institucional, al fabricar un conflicto mediático que tuvo como coralario que se postergara la ratificación parlamentaria del convenio de refinanciación de deuda firmado con Nación, lo que frustró la posibilidad de que la Provincia pueda contar, antes de fin de mes, con 20 millones de pesos indispensables a la hora de hacer frente a las obligaciones salariales de octubre.

Las reuniones mantenidas en la noche del miércoles entre la Gobernadora, integrantes de su gabinete y representantes de las bancadas del MPF y Movimiento Obrero parecían haber aquietado en algo los ánimos de los parlamentarios por la demora en la transferencia de recursos de parte del Ejecutivo, y haber dejado abierta la posibilidad de que en la sesión de ayer se diera el visto bueno al Programa de Financiamiento acordado con el Gobierno Nacional.

Durante la mañana de ayer, el Ministro de Economía salió a responder declaraciones del legislador Furlan (FPV) al diario Provincia 23, en las que planteaba las dificultades presupuestarias que afronta la Legislatura, de las que responsabilizó a la gestión Ríos.

Sin el menor sentido de oportunidad política, el ministro Bhantje sostuvo a Sur 54 que "cada peso que se transfiere a la Legislatura es un peso menos que se invierte en Salud y Educación". En declaraciones a Radio Nacional Ushuaia, acusó de mentirosos a los legisladores que sostienen que el Ejecutivo no transfiere al Parlamento los recursos que por presupuesto le corresponden. Los calificó, además, de irresponsables por haber "devengado gastos a cuenta de un presupuesto que no tienen".

"Evidentemente el Frente Para la Victoria no termina de entender la realidad, y no entienden que el presupuesto que tiene la Legislatura es el reconducido y que ellos decidieron dar aumentos y hoy no tiene partidas presupuestarias, por lo que estamos haciendo todos los esfuerzo para transferirles. Pero desmiento categóricamente que no se les esté enviando lo que corresponde", sostuvo, y apuntó que se está "buscando la forma de poder incrementarles las partidas porque no tienen la culpa los empleados legislativos de que se hayan destinado fondos, quizás, para otras cosas".

Estos dichos se dieron en medio de la reunión que el Ministro de Gobierno estaba manteniendo en la Legislatura para terminar de acordar la ratificación sobre tablas del Programas de Asistencia Financiera. El presidente del Bloque del FPV, Ricardo Wilder, salió al cruce de los dichos de Bahntje y le respondió con la misma moneda y lo tildó de mentirosos, ya que aseguró que el Ministro político había reconocido la demora en la remisión de fondos al Parlamento. "En realidad el Ministro tiene más rápida la lengua que el cerebro, porque posiciona al Frente Para la Victoria como el bloque que maneja la Legislatura, desestimando a los demás bloques ya que nosotros somos un bloque de 4 miembros y ellos tiene uno de 6 integrantes, si no tuvieran la soberbia que tienen tal vez podrían acordar con los otros bloques de la oposición", sostuvo.

Consultado sobre si los dichos de Bahntje habían motivado el pase a comisión del PAF, Wilder lo negó. "Recién tomó estado parlamentario y era necesario mandarlo a comisión porque esta ayuda financiera no tiene nada que ver con lo que se aprobó en la pasada sesión especial, ya que en esa oportunidad se hablaba de 105 millones de pesos que ya habían sido girados por la Nación, y en este caso se habla de 50 millones que no sabemos de que son", fue la explicación brindada ya finalizada la sesión de ayer. No descartó incluso que el convenio pueda ser aprobado en los próximos días. "Desde el FPV no hay ningún tipo de inconveniente. En principio ya hemos dado el voto a la ley que habilitó al Gobierno a firmar convenios con el Gobierno Nacional y tenemos en claro que este dinero es necesario para la Provincia" afirmó.

El argumento brindado por Wilder fue, de alguna manera, controvertido por el presidente del Bloque del ARI, por cuanto Fabio Marinello aseguró que de no haber existido las declaraciones del ministro Bahntje "estaba casi acordada" la aprobación del PAF. "Eso es lo que estábamos trabajando con el Ministro de Gobierno", apuntó. "El ministro (Bahntje) se extralimitó en sus declaraciones y eso ha generado algún enojo que ha llevado a que hoy (por ayer) no tengamos las herramientas que necesitamos", se sinceró.

Por su parte, el vicepresidente 1º del Parlamento consideró que "no se puede generar un conflicto institucional por un tema de libertad de expresión o por lo que diga un funcionario, sobre todo cuando un poder no es coherente en lo que hace porque la Legislatura aprobó, la semana pasada, el programa de asistencia y ahora no aprueba la consecuencia de esa ley".

Manuel Raimbault (ARI) sostuvo que "hay que poder separar las cuestiones y hay errores a enmendar, pero nunca un cuestión personal puede traducirse en un conflicto institucional". En ese entendimiento dijo no encontrarle "mayor argumentación al no tratamiento del asunto", por lo que no descartó que pueda solicitarse rápidamente una sesión especial para tratar esta ratificación, ya que dijo que "es absolutamente urgente aprobar el convenio".

Un problema de incontinencia verbal

Los cuestionamientos a los dichos de Bahntje no surgieron únicamente desde la oposición. El arista Marinello dijo no compartir las manifestaciones públicas del Ministro e incluso pidió "disculpas a los legisladores por todo esto".

Visiblemente contrariado, sostuvo que "le puedo decir que con el ministro Aramburu trabajamos para buscar los consensos para sacar los proyectos que necesita el Gobierno, y en la negociación nos encontramos con las declaraciones del Ministro de Economía", a lo que agregó que, de ahora en más, "espero que cada uno se ocupe de lo suyo".

Negó que la conducta seguida por Bahntje esté motivada por divergencias internas en el seno del gabinete. "Esto no responde a una interna sino a la incontinencia que tienen algunos ministros. Por ahí algunos ministros están enojados, y sin bien su postura puede ser respetable, a veces uno tiene que buscar el momento adecuado para dar una opinión", sostuvo.

De todas maneras reconoció que "siempre aparecen cosas que complican. Con la tarifaria apareció un informe (sobre la Legislatura) bastante poco agradable que también generó un retraso, y ahora esto… Son cosas que no deben suceder", apuntó.

Comentá la nota