La Legislatura de Jujuy aprobó el Presupuesto 2010

El cálculo fija en 4.463.329.733 pesos el total de erogaciones, prevé un déficit de 290.620.130 pesos y una necesidad de financiamiento de 771.140.942 pesos. El oficialismo sacó la ley como quería, valiéndose de la división de las bancadas opositoras, que no actuaron en bloque.
En la primera sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados con su nueva composición política, el oficialismo obtuvo cómodamente la aprobación del Presupuesto 2010 y la amenaza de una oposición con mayoría, capaz de dar vueltas decisiones, quedó reducida a un fantasma inofensivo.

Los bloques coincidieron en la necesidad y urgencia de sancionar el cálculo para permitir que el Gobierno pueda encarar la gestión de los urgentes financiamientos que necesita para cumplir con los compromisos salariales y otra vez sobrevoló sobre el recinto el reclamo a la Nación por su mezquina política de recursos coparticipables con las provincias.

El diputado Miguel Rioja (PJ), miembro informante, sostuvo que a pesar de no haberse constituido las comisiones de la Cámara, el análisis del proyecto se realizó con la participación de todos los bloques y el ministro de Hacienda, Hugo Tobchi. Además advirtió que el Presupuesto se enmarca en el panorama de crisis financiera y económica del 2008, que –dijo- provocó el deterioro fiscal de todas las provincias al hacer caer la recaudación tributaria. Aseguró que en Jujuy los efectos se minimizaron con el revalúo inmobiliario y otras medidas tendientes a engordar las cuentas públicas pero reconoció que estas acciones no fueron suficientes para contener el déficit, al que calificó de "razonable dentro del contexto".

A pesar de esta situación, el Gobierno provincial respetó la política salarial dictada por el nivel central, dijo. Por otro lado expresó que en medio de la escasez "es difícil establecer prioridades" y resaltó que el 95 por ciento de los recursos tributarios previstos en el Presupuesto están destinados a gastos de personal.

El radical Alberto Bernis coincidió con Rioja que el cálculo "muestra la realidad" económica y financiera de la provincia, mientras que Jorge Rizzotti (UCR) objetó que la inversión en algunos sectores como salud, seguridad y justicia sea menor a la que se contempló en el Presupuesto del 2009 respecto de la participación en el gasto total. Rizzotti puso especial énfasis en el caso del Poder Judicial, que no contará con partidas para afrontar las transformaciones previstas en el nuevo Código Procesal Penal. El apenas1,80 por ciento otorgado para el 2010 –dijo- incluso es menor al 10,72 por ciento que tenía la Justicia en el cálculo del año que termina. El Tribunal de Cuentas, que de haber tenido en 2009 el 0,35 por ciento de la torta, en el 2010 tendrá un 0,26 por ciento, fue otro de los señalamientos, como también el espectacular aumento de los "Gastos sin clasificar", que respecto del 2009 muestran una variación del 502, 15 por ciento.

Desde el Frente Primero Jujuy, Oscar Agustín Perassi, sostuvo que la provincia "se va endeudando cada vez más" y opinó que hay que encontrar el camino para recurrir a la Nación por la vía judicial a fin que "los fondos sean recibidos y no tengamos que mendigar lo que es nuestro".

Durante el debate, se formularon objeciones al artículo 14 que otorga "superpoderes" al Ejecutivo para crear, modificar y suprimir –total o parcialmente- partidas, efectuar transferencias o compensaciones entre distintas partidas y diferentes organismos, "en la medida que dichas reestructuraciones no importan un incremento en las fuentes financieras establecidas en la ley de Presupuesto". Carlos Oehler de la bancada radical fundamentó la oposición a la delegación de facultades extraordinarias de la Legislatura al Ejecutivo al afirmar que la medida no es necesaria, que debilita al órgano parlamentario y que "se pueden construir consensos de otra manera".

Sin embargo, los cuestionamientos de la UCR –al momento de tratar en particular el proyecto- se estrellaron contra la mayoría conformada por el bloque Justicialista y cuatro diputados del Frente Primero Jujuy. Así, una oposición dividida y la ausencia de los seis legisladores que se distanciaron del frente -Riad Quintar, Susana Mayans, Eduardo Cammuso, Miguel Tito, Alejandra Mollón y Carolina Moisés- le aseguró al PJ una sesión sin sobresaltos y retener el control de las decisiones, aun sin la mayoría que perdió en las elecciones del 28 de junio. Quintar y sus compañeros –explicó un vocero- no concurrieron en protesta porque no los invitaron a participar de las rondas de análisis del proyecto de Presupuesto que se realizaron con todos los bloques. Sólo Moisés fue a estas reuniones.

En lo que las tres bancadas se pusieron de acuerdo fue en fijar un tope máximo de 2200 y 2000 pesos a los sueldos de los comisionados y vocales municipales, respectivamente, que se agregó como artículo 40 de la norma.

El cálculo destina la inversión más importante a la Administración General por una suma de 1.539.080.441 pesos, mientras que a Cultura y Educación 1.295.558.580 pesos. Para Seguridad, prevé 297.134.725 pesos; para Salud 477.461.825; para Bienestar Social 426.478.780 pesos; para Desarrollo de la Economía 224.990.470 pesos; para el pago de la deuda pública 129.701.362 pesos y gastos a clasificar 72.923.550 pesos.

Analizados por sector los gastos del Poder Ejecutivo representan el 88,41 por ciento de la torta; mientras que el Legislativo se lleva el 1,19 por ciento; el Poder Judicial el 1,80 por ciento; los organismos descentralizados el 8,33 por ciento y el Tribunal de Cuentas el 0,26 por ciento.

Por otro lado, se estiman en 4.172.709.603 pesos los recursos de la Administración Pública provincial, mientras que las erogaciones figurativas se calculan en 106.847.757 pesos, siendo el resultado financiero negativo de 290.620.130 pesos. Asimismo, se fija en 426.520.812 pesos el importe correspondiente a las erogaciones para atender la amortización de deudas. La necesidad de financiamiento se prevé en 771.140.942 pesos.

El artículo 35 establece que la Legislatura ejercerá el control pertinente sobre la ejecución presupuestaria y a tales efectos, el Poder Ejecutivo trimestralmente remitirá a la Comisión de Finanzas la información consolidada resultante, conforme a los estados de ejecución presupuestaria que, mensualmente, deben remitir los servicios administrativos a la Contaduría de la provincia y a la Dirección de Presupuesto.

Un dato significativo es que para Ciencia y Tecnología, el cálculo contempla cero por ciento de los recursos.

Comentá la nota